La Policía detiene el tráfico hasta que una mamá logre gobernar a sus cachorros en la carretera

Nadie dijo que ser madre sería una cosa sencilla. Y cuando los bebés empiezan a adquirir libertad de movimiento, más vale que una mamá esté en el mejor estado físico posible, porque entonces vendrán los correteos para garantizar la seguridad de sus pequeños y evitar un accidente desafortunado.

Pero eso no sucede solo con los humanos, las madres animales se enfrentan a la misma agotadora tarea de gobernar a sus crías. Y cuando éstas parecen estar atravesando por una especie de pre-adolescencia, donde la testarudez y el ser “cabezota” es su característica principal, entonces las heroicas progenitoras pueden terminar realmente rendidas.

Una mamá oso negro luchó por convencer a sus cuatro crías de cruzar la carretera

Pero los traviesos hermanitos se encargaron de que las cosas fueran extremadamente difíciles para su madre, mientras ella hacía de todo para que la obedecieran.

La policía de Winchester, Connecticut, se vio obligada a detener el tráfico en ambas direcciones, este fin de semana, cuando se encontraron con la surrealista escena que dejó a los conductores atónitos. Y por supuesto que no dudaron en sacar la cámara.

En las escenas difundidas inicialmente por el usuario de Twitter @EoinHiggins_, se puede ver a la mamá oso agarrando a uno de sus cuatro cachorros por el cuello y cruzando la calle mientras otra adorable cría la seguía.

Es realmente conmovedor ver al chiquitín dando brinquitos detrás de su madre, los que le permitían sus pequeñas patitas.

La osa no contó con que sus otros dos pequeños tercos se quedarían atrás, jugando en un poste. El tercer cachorrito se da cuenta que mamá lo reclama del otro lado y comienza a cruzar solito, dando los mismos adorables saltos hasta llegar donde mamá.

Entonces, cuando era de esperar que el cuarto cachorrito hiciera la mismo, y la madre esperaba paciente a su pequeño, sucede algo totalmente inesperado y por demás gracioso e increíble.

El último pequeñín decide que está mucho más divertido quedarse jugando en el poste, y no contento con eso decide trepar, como si quisiese probar la paciencia de su madre.

Entonces a la osa no le queda más que cruzar de nuevo para literalmente traer de una oreja al testarudo osito, sin darse cuenta que ¡Oh no!, otro de sus pequeñitos decidió seguirla.

Ahora el reto es doble, comienza a acabársele la paciencia, y decide agarrar al más travieso, y luego volver por el otro. Pero todo parece un cuento de nunca acabar; cuando toma a uno forzándolo a cruzar, el otro regresa dos pasos más; y cuando vuelve por el segundo, el primero parece pasarse de listo para volver a la diversión.

Realmente dan ganas de ayudarla con tanto crío que parecen decididos a todo, menos a obedecer.

Para ellos parece tratarse de un juego, mientras que la desesperada madre solo quiere llevarlos al destino seguro.

En un último intento, toma con fuerza a su pequeño más testarudo como diciéndole: ¡Basta, te dije que cruces y cruzas!

El otro hermanito parece entender la orden, y la sigue, dispuesto a darse por vencido. Pero, ¿qué crees? Cuando ya están del otro lado, y la madre parecía haber cumplido su cometido, el osito más testarudo corre de nuevo en dirección contraria, y su hermanito, aunque temeroso, se atreve y sigue a su hermano en su plan.

Mami, ¿a que no me atrapas?

Esta vez no llegaron muy lejos, y la resuelta madre, no tarda en traer de regreso a ambos.

“Aw, finalmente los consiguió a todos”, se oye decir en el fondo del video, a una mujer que grabó el momento.

Las escenas han alcanzado 11 millones de reproducciones en pocas horas y no es para menos:

Definitivamente, pocas veces podemos ser testigos de momentos tan genuinos en la crianza de criaturas así. Nos alegramos que puedan vivir en libertad y en armonía con las personas que supieron ser pacientes respetándolos en todo momento.

No te vayas sin compartir este hermoso video, ten por seguro que sacarás una enorme sonrisa a todos tus amigos.