Una inocente pitbull mira con profunda tristeza a sus héroes al ser sacada de la calle

Unos rescatistas quedaron deshechos con la reacción de una pitbull que fue salvada y sacada de su condición de calle. Ella los miraba con la tristeza más profunda que se pueda imaginar. El desenlace de esta historia llega al alma.

No podemos evitar sentirnos conmovidos y preocupados cuando conocemos algún caso de crueldad hacia los animales. La verdad es que, estos ejemplos del día a día de los perros sin hogar, nos remueven las emociones y nos parten el corazón en mil pedazos.

La pitbull sufrió tanto por la desolación y el hambre que su mirada de tristeza los desgarró por completo

pitbull

Pero, si bien son miles las historias de este tipo publicadas en Internet y protagonizadas por seres desalmados e injustos, en contraposición también los hay de buen corazón. Son verdaderos ángeles quienes luchan por extraerlos de la desolación, tal como ocurrió con una perrita rescatada de las calles de Paraná, en Brasil.

La perrita ni siquiera levantaba su cabecita

Se trata de una peluda de raza pitbull quien logró ser ubicada en el vecindario de Parolin, gracias a una llamada anónima recibida por el investigador Cassio Silva y el delegado Matheus Laiola.

Se notaba que la pitbull no había recibido una sola caricia en mucho tiempo

Al llegar al lugar de los hechos, ambos se dieron cuenta de las condiciones tan deplorables de salud en las cuales se encontraba el animal. Además, su mirada denotaba tanta tristeza que, de inmediato se identificaron y compadecieron de su dolor.

Finalmente, lograron ponerla a salvo .

“Estaba muy débil y desnutrida y su pelaje se encontró en muy malas condiciones. Sin embargo, lo que más me impactó fue su mirada. Mostraba una profunda tristeza. Solo conoció de la crueldad y de la saña injustificada de los hombres ”, señaló Silva.

Sus ojitos hablaban de lo mucho que le hacía falta el trato amable de los humanos:

El rescate fue publicado a través de unas imágenes en las cuales se puede observar a la peludita bautizada como Niña, tiritando de frío, pero, también de miedo al no saber bien quiénes eran esas personas. Ella se mostraba muy desconfiada tal y como es natural en los perros que han sido rechazados por sus cuidadores.

Niña también presentó un caso de sarna avanzada. Sin embargo, tanto Silva como Laiola, en compañía de Mari Hedler, una activista en favor de los derechos de las mascotas, ya se han asegurado de que recibe el respectivo tratamiento.

Con amor y dedicación tratan de sanar sus heridas físicas y emocionales. Un corazón roto no es fácil que vuelva a confiar, pero la noble esencia de los lomitos no sabe de rencor.

Ella pronto supo que solo la querían ayudar y en su corazón solo cabía el perdón

“Nos hemos dedicado mucho al caso de Niña y ya está recibiendo toda la atención médica que requiere. Poco a poco ha ido pasando de la tristeza a la alegría y se ha vuelto muy juguetona. Estamos felices de haberla encontrado ”añadieron.

Los rescatistas también refirieron que Niña es una canina sumamente dulce y cariñosa. Se muestra muy agradecida y progresa a las mil maravillas. Se trata de una hermosa pitbull quien desmontó una vez más aquella vieja y absurda mala fama que califica a esta raza como poco amigable.

Realmente, hay muchos más perros y gatos quienes se encuentran en la misma situación de Niña y que necesitan de ayuda urgente. Según Silva, es muy probable que la adopte tras salir del centro veterinario .

Al fin, nuestra querida perrita Niña estará protegida en un hogar seguro, y ya más nunca tendrá que vivir relegada por la necedad humana. ¡Que todos sepan que los perritos sufren y sienten igual que nosotros, los humanos!