La reacción de un domador después de que un tigre se desplomó y convulsionó causa polémica

Los tigres son esos atractivos y poderosos animales considerados el felino más grande del mundo. Ellos, al igual que muchos otros animales, sufren la sed insaciable del hombre de querer domarlos para que formen parte de un espectáculo organizado, con el único objetivo de crear placer a los espectadores y aumentar las ganancias.

El accidente ocurrió en un atractivo circo de Rusia.

Sin embargo, las personas parecen ignorar que detrás de todo ese montaje los animalitos son sometidos a extensas horas de entrenamiento donde el dolor y el maltrato son inevitables.

En los circos podemos ver muchos de estos animalitos asustados y en terribles condiciones, donde el estrés y un ambiente no acto para ellos los hace colapsar rápidamente. Zena es uno de esos tigres que sufrió un colapso en plena presentación tras obligarla a pasar por un aro de fuego en un circo en Magnitogorsk.

Zena pesa alrededor de 200 kilos.

En la presentación los domadores, Artur y Karina Bagdasarov, controlan a los tigres con largos látigos que suenan en el suelo para ejercerles presión. La multitud motiva el espectáculo con aplausos y gritos presionando al tigre a saltar por varios anillos de fuego. Pero el resultado fue desgarrador y el pobre animalito terminó convulsionando ante la audiencia.

Artur alega que pudo haber sido una baja de azúcar o un ataque de presión arterial.

El hombre intentó animar al tigre desde la distancia tocándolo con el látigo, al ver que no reaccionaba lo agarró por la cola y lo llevó fuera de la cerca de alambre donde había caído el indefenso animal, como si fuera poco,  le lanzaron varios chorros de agua hasta que el indefenso tigre reaccionó. Karina, por su parte, controlaba a los otros tigres con el látigo para evitar un ataque.

La terrible escena ha indignado a miles de personas de todo el mundo.

Los hermanos se defendieron de sus acciones argumentando que hicieron lo posible para salvar a Zena de ser atacada por los otros tigres. Para ellos, un animal débil es un objetivo, de no haber actuado de esa manera con Zena hubiera estallado una gran pelea de tigres.

Los críticos señalan a la pareja como unos sádicos.

Por su parte, Artur destaca que si la hubiera sacado del escenario ella reaccionaria y volvería siendo el mismo tigre con sus garras y dientes. Afirman que fue una situación de emergencia, al respecto señalan:

«Fue una situación de emergencia para todos nosotros. Fue un show. No tenemos mucha gente, solo tenemos dos personas detrás de la cerca de alambre. Generalmente trabajamos con un cañón de agua. Es necesario para que el animal vuelva rápidamente a los sentidos”.

La declaración hace pensar que no es la primera vez que pasa una situación de este tipo. Los activistas solo hacen un llamado para seguir luchando por la vida de los animalitos, quienes como Zena, deben estar en su hábitat o  en un santuario. Por favor, ignora cualquier lugar donde los animalitos son protagonistas manipulados por el hombre.

No dejes de compartir esta historia en tus redes y tomemos consciencia antes de participar en un show como estos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!