La reacción de un gatito al ser rechazado tras insistir en coquetear con su hermosa vecina

No podemos negar que el amor es el más grande y bello sentimiento, donde desbordantes de pasión estamos dispuestos hacer cualquier cosa por compartir con el amado o la amada.

Por supuesto que los animalitos no están exentos de sentimiento, ellos también están dispuestos a conquistar el corazón de otro peludito y construir un mundo de aventuras. Sin embargo, no todos son pacientes y sacan su parte más gruñona cuando las cosas no salen como ellos quieren.

Daisy fue adoptada de Cat´s Aid en Irlanda.

Te presentamos a Daisy, una adorable gatita que siempre ha sido tímida, le cuesta socializar con las personas y conocer nuevos animales, esto no la limita a amar incondicionalmente a su padre quien desde que la adoptó se convirtió en su mejor amigo y protector.

La mayor parte del tiempo la dulce gatita lo pasa jugando en el patio trasero, algo que dio como resultado que muchos otros gatitos del vecindario se mostraran interesados en ella.

Le encanta gatear sobre el regazo de su padre Will Murphy.

Cuando Daisy no está afuera, sus pretendientes llegan hasta la casa y esperan por la ventana aún y cuando ella no muestra ningún interés.

Al respecto Will comenta:

«A Daisy no le gusta ninguno de ellos. La única vez que la veo enojada o agitada es cuando la llaman para buscarla”.

A pesar de Daisy rechazar a sus pretendientes, hay uno de ellos que no se da por vencido y se ha mostrado muy persistente, su único objetivo, conquistar el corazón del tierna Daisy.

Will ha apodado al gatito Silken Thomas, un felino muy sociable que le encanta esperar por la ventana a su amada gata, quien se niega a verlo.

Thomas se molestó porque no lo dejaron jugar con su “novia”.

My cat, Daisy, has started getting a few gentlemen callers to the house. She has no interest in any of them but I tried to explain this to one of them. I call him Silken Thomas

Publicada por Will Murphy en Martes, 18 de febrero de 2020

Thomas no se da por vencido, incluso realiza maullidos excesivos tras la ventana. Recientemente, Will se vio obligado a salir e intentar explicarle al intenso gatito que su hija Daisy no tenía ningún interés en él.

Sin embargo, mientras el hombre intentaba explicarle al terco gatito, Thomas respondió de la manera más gruñona posible.

El gato mira insistentemente tras la ventana esperando alguna respuesta de su amada.

Will comenta que el gatito se puso un poco agresivo, incluso intentaba rasguñarlo. Por suerte, él ha tenido gatos casi toda su vida y está acostumbrado a recibir mordiscos juguetones. Si bien el hombre fue bastante claro con el pretendiente de su hija, está seguro que el travieso gatito seguirá insistiendo una y otra vez.

Aunque es posible que esta historia de amor sea fallida, Will disfruta consentir a Thomas cuando se deja. Después de todo, el gatito solo desea el amor de la dulce Daisy.

No siempre el amor es correspondido y el travieso Thomas lo esta descubriendo. Deseamos pueda encontrar su verdadero amor. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!