La reacción de un gatito destrozado tras encontrar el collar de su amigo perruno fallecido

Perder una mascota nunca es fácil, no solo sus padres humanos  sufren esta pérdida irreemplazable, también sus amigos peludos quedan desconcertados cuando amanecen y ya no ven a su compañero de aventuras.

Zeus y Sam eran inseparables, pero hace dos meses el corazón de Zeus, un amoroso gatito, quedó destrozado cuando su incondicional amigo de hace años murió.

Sam era un Golden Retriever, murió hace dos meses.

El gatito sufrió mucho tras la pérdida de Sam, pero hace algunos días pudo sentir otra vez que su amigo estaba cerca cuando encontró el collar del perrito.

Sin más que hacer, Zeus se tendió en el piso y comenzó a olfatear la prenda de su amigo como si desde el cielo canino su amigo le hubiera mandado un consuelo especial.

Emma Catanzarite es la madre de Zeus y Sam.

Es bien sabido que muchas personas piensan que la relación entre perros y gatos puede ser muy tormentosa, pero Zeus y Sam rompieron con cualquier esquema y estereotipos de estas dos especies que sin importar sus temperamentos, encontraron en sus diferencias un gran vínculo para fortalecer la amistad.

Emma comenta que Zeus siempre disfrutó acurrucarse con Sam, verlos jugar era la combinación perfecta de ternura y tormento al mismo tiempo.

Una de las cosas favoritas de Zeus era molestar a Sam.

A pesar que el travieso gatito siempre se burlaba de Sam, el perrito nunca lo atacó, se mostraba muy tolerante ante los extraños juegos de su felino amigo, una hermosa forma de demostrarle su amor incondicional.

Sentirse solo tras la muerte de su amigo, fue inevitable para Zeus, día y noche maullaba desconsolado como si lo estuviera buscando, su corazón sin duda, estaba destrozado.

El gatito estaba muy feliz de poder oler y sentir de alguna forma a su amigo.

Zeus se encontraba olfateando un estante donde se estaba el collar de Sam, cuando lo descubrió no pudo dejar de olerlo, era como si se estuviera conectando con de nuevo con su compañero de aventuras.

Aunque sus familiares no saben si el hecho que Zeus haya encontrado el collar ayudará a sanar su corazón, verlo tan feliz con el collar fue un momento  muy especial.

Sam fue envuelto en una manta y Zeus se recostó por unos minutos sobre él.

Sabemos que no es posible que estos dos seres tan distintos vuelvan a repetir tan mágicos momentos, pero estamos seguros que Zeus llevará en su corazón, al perrito tolerante que siempre estuvo para él. Los amigos de verdad nunca se olvidan, ahora Zeus sabe dónde encontrarlo cuando lo extrañe y quiera recordarlo a través de su aroma.

Comparte esta historia con tus familiares y amigos para que más personas conozcan los hermosos lazos que pueden crear dos especies tan distintas que se amaron y aceptaron a pesar de sus diferencias.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!