La reacción de un perrito después de que su mamá le hizo pensar que él se volvió invisible

Nuestros amigos peludos son seres muy especiales, tener uno cachorro en el hogar es realmente maravilloso, es tener en casa una fiel y divertida compañía llena de encantadoras ocurrencias.

Estamos acostumbrados a escuchar historias sobre inventos de las mascotas que muchas veces ponen a sus padres humanos a correr, y que finalmente se convierten en divertidas anécdotas que son recordadas por siempre.

Pero, en esta historia, no fue precisamente el cachorro el que hizo una de las suyas, sino que fue su madre humana la que le jugó una broma a su amada mascota.

En este divertido video vemos a Chico, un adorable cachorro, un poco desorientado al percibir que su madre no siente su presencia en el lugar.

Y es que este pequeño perrito es el consentido de la casa.

La dueña de Chico se las ingenió para hacerle creer que era invisible, la reacción de este amigo peludo fue realmente encantadora.

Esta madre dejó de prestarle atención a Chico por unos instantes que, seguramente para el pequeño cachorro fueron segundos eternos.

El pequeño cachorro no se conformaba con la indiferencia de su dueña y reclamaba su atención, corriendo de un lado a otro.

Esta mujer sí que supo engañar a su perrito para que pensara que repentinamente se había vuelto invisible.

La dueña de chico publicó el video del juego que le hizo a su mascota, y ha causado revuelo en las redes.

¡No puedes perdértelo!

Las imágenes muestran al pequeño canino un poco desconcertado porque pareciera que el mundo ya no estaba girando en torno a él y por más que ladraba y corría detrás su madre no lograba que ella lo viera.

Es evidente que Chico está acostumbrado a recibir toda la atención y al ver que su madre era indiferente a su presencia se sintió un poco confundido.

Ella fingió muy bien y actuó como si su amigo peludo no estuviera en la habitación y lo empieza a buscar con una excelente dramatización debajo de la cama, por un costado del mueble, en fin, por toda la habitación.

Mientras su madre lo está buscando, chico le ladra e intenta una y otra vez de hacerle entender que él está ahí.

Por supuesto, eso fue solo un truco inofensivo, pero puso pensar a Chico.

Afortunadamente, no pasó mucho tiempo antes de que Chico milagrosamente «reapareciera».

Sin pensarlo mucho, el pequeño cachorro reclamó su lugar y la atención de su amada dueña, quien lo abraza con total cariño.

Comparte este divertido video con tus amigos, seguro que más de uno le ha hecho este juego a su amigo peludo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!