La Reina Isabel está desconsolada tras la partida de la perrita que la acompañó durante 13 años

Desde hace muchos años, la reina Isabel se ha caracterizado por su gran amor a los perritos. Su palacio se ha convertido en el hogar de decenas de peluditos, especialmente de corgis. Vulcan y Candy eran sus últimos hijos caninos así que se convirtieron en los más especiales para ella.

“Su Majestad adora a sus perros”, dijo el portavoz del Palacio.

Lamentablemente, en medio de delicada situación que ha significado el coronavirus y el aislamiento, la reina ha tenido que decir adiós a su querido Vulcan. El pequeño acompañó a la monarca desde el 2007 y partió de este mundo con más de 13 años de edad.

“Cuando uno de sus perritos parte de este mundo siempre resulta un golpe muy duro para ella, especialmente ahora”, dijo el portavoz del Palacio.

Era un mestizo de salchicha con corgi y tenía la costumbre de acompañar fielmente a la Reina, incluso en sus viajes internacionales. La Reina Isabel siempre mostró un cariño muy especial por los perros de esta raza.

Desde que era muy joven se le podía ver rodeada de estos peluditos y Vulcan es el resultado de la decimocuarta generación de Susan, una perrita que regalaron a la reina al cumplir 18 años.

Durante años, la reina tuvo perritos corgi exclusivamente hasta que uno de sus perritos fue cruzado con el salchicha de la princesa Margarita. Después de muchos años, el Palacio Real tomó la decisión de dejar de criar perritos de manera que Vulcan será conocido como el penúltimo perrito de la reina.

Ahora sólo contará con la compañía de Candy y algunos aseguran que esto hará las festividades aún más solitarias para ella. Para dar ejemplo sobre las medidas de aislamiento, la Reina compartirá las fiestas exclusivamente con el Duque de Edimburgo y no se reunirá con los otros dos grupos familiares.

La noticia fue dada a los medios a través de un portavoz del Palacio. Sin embargo, no se ha aclarado el motivo por el que Vulcan perdió la vida. El hermoso perrito había aparecido en múltiples fotografías junto a su dueña y muchos aseguraban que ella misma los alimentaba y paseaba tanto como fuese posible.

«Adora pasear a sus perros. Caminar largas distancias junto a ellos la ayuda a mantenerse activa”, dijo su hijo el Príncipe Andrés.

Los perritos que hacen vida junto a la monarca saben que si la ven con una corona deben permanecer tranquilos en la alfombra. En cambio, si la ven con una bufanda, comprenden que es hora de un merecido paseo.

La partida de un perrito siempre resulta algo desgarrador, los animales son seres muy especiales capaces de brindarnos todo el cariño del mundo. Las mascotas de la Reina han jugado un papel fundamental para ayudarla en su vejez y no hay dudas de que el hermoso Vulcan será muy extrañado.

¿Sabías del enorme amor de la Reina Isabel por sus perritos? Cuéntanos tu opinión y no dudes en compartir esta noticia.

Más noticias sobre: