«La Roca» no lo duda y salta a la acción para salvar la vida de sus dos cachorros

El actor Dwayne Johnson, mejor conocido como «La Roca», se ha ganado el corazón de todos sus seguidores por su gran trabajo en películas como Rápido y Furioso. El ganador de Campeonatos de Lucha también ha demostrado en más de una ocasión que es sumamente amoroso y siempre se encuentra dispuesto a ayudar a los demás.

Dwayne tiene actualmente 47 años de edad.

Un día, los Johnson tomaron la decisión de dar la bienvenida a dos nuevos miembros de la familia. Se trataba de dos de hermosos cachorros de bulldog francés que llegaron poco antes de festejar el Día del Trabajador.

Dwayne vive con su esposa y sus tres hijos.

Los llamó Brutus y Hobbs y se tomó el tiempo para educarlos. El primer día, los cachorros le hicieron pasar un verdadero susto. Por suerte, él supo muy bien qué hacer para poder salvarlos. Cuando abrió la puerta del jardín de su casa, invitó a los perritos a salir para que conocieran bien el área.

La publicación de Dwayne llegó a tener casi un millón de Me Gusta.

Pensó que gracias a su instinto lograrían comprender que podían oler el césped y hacer allí todas sus necesidades; pero hubo algo que llamó mucho más la atención de los pequeños traviesos. Sin pensarlo dos veces, los perritos se dirigieron a toda velocidad a la piscina y sin comprender lo peligroso que esto podía ser, se metieron y comenzaron a hundirse rápidamente.

“No todos los perros tienen el instinto para nadar. Debemos ayudarlos la primera vez que vayan a una piscina o al mar”.

Por suerte, Dwayne no los perdió durante mucho tiempo de vista y pudo darse cuenta de lo que estaba sucediendo. No se detuvo a quitarse la ropa sino que se zambulló de inmediato para poder salvar a los pequeños.

“Recuerden sacar sus teléfonos al entrar a una piscina. No los dejen en sus bolsillos, como yo lo hice”.

La mayoría de los perros suelen nadar sin ninguna dificultad, pero los bulldog francés no pueden hacerlo debido a su tamaño, peso y dificultad a la hora de respirar. Algunos expertos aseguran que con el tiempo y la dedicación necesaria pueden llegar a aprender, pero deben contar con un chaleco y la supervisión de un adulto.

“Brutus estaba algo despistado. Vomitó toda el agua que había tragado y me miró como diciendo ‘Gracias a Dios no tuviste que darme respiración boca a boca’”.

Hobbs había intentado mover sus patitas para mantenerse a flote y parecía encontrarse en menos peligro. Brutus, sin embargo, si necesitó de ayuda con mucha más urgencia y le tomó un poco más de tiempo recuperarse. Por suerte, los perritos contaron con su padre y lograron continuar sanos y salvos.

“Algunos perros como Brutus quedan en shock al conocer el agua y comienzan a hundirse”.

Dwayne decidió compartir la historia en sus redes sociales para recordar a todos sus seguidores la importancia de tomar ciertas medidas de seguridad a la hora de comprobar verdaderamente si un perrito sabe nadar.

No dudes en compartir esta curiosa anécdota para celebrar el gran corazón de «La Roca».

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!