La alarmante imagen de un ave alimentando a su cría con una colilla

Karen Manson es una fotógrafa estadounidense que capturó un ave alimentando a su cría con algo totalmente desgarrador. Manson capturó las imágenes sin saber realmente cuál era el contenido del alimento, cuando llegó a su casa y vio las fotografías se dio cuenta que algo en definitiva estaba mal no solo en las fotos, sino en nosotros como sociedad.

Manson es del condado de Pinellas, Florida.

Para Manson capturar la tierna escena al principio fue muy conmovedor, sabía que no se trataba de un pez, pero tampoco que se tratara de una colilla de cigarro hasta que amplió la imagen en su computadora y reveló lo que la pequeña cría sostenía en su pico. La fotógrafa es voluntaria en la Sociedad Audubon y considera amante de los skimmers negros que anidan en la playa.

«Salgo un par de veces a la semana para educar al público sobre los skimmers. Siempre llevo mi cámara porque soy un ávido fotógrafo”.

Sin embargo, al detallar las fotografías Manson supo que debía seguir educando a las personas sobre estas increíbles aves y sobre todo lo que las amenazan. En busca de ayuda envío las fotografías a diferentes grupos de vida silvestre a los que pertenece.

Todos deben saber que las colillas de cigarros tardan años en descomponerse, mientras desaparecen botan toxinas como el arsénico, causando graves lesiones al medio ambiente y por ende a todos los animalitos que por inconsciencia del hombre termina en sus bocas.

4.5 billones de colillas de cigarrillos se desperdician en todo el mundo, superando incluso el plástico.

Cuando las madres aves van alimenta a sus polluelos recogen inadvertidas alimentos venenosos. Mason espera que las personas tengan mayor conciencia a la hora de tirar las colillas de cigarros, pues cargar un cenicero portátil es bastante fácil.

Mason tiene la esperanza que la cría no se haya tragado lo que pensaba que era alimento.

La fotógrafa subió las fotos a su perfil de Facebook y en poco tiempo provocó la reacción de miles de usuarios. Acompañó la imagen con un contundente mensaje:

«Si fumas, por favor no dejes tus colillas. Es hora de que limpiemos nuestras playas y dejemos de tratarlas como si fueran un cenicero gigante”

Desafortunadamente, no sabremos el desenlace de esta cría, lo que sí es seguro es que de nosotros depende que las aves y otras especies tengan un vida más segura y feliz. Por favor, ten mayor conciencia con la basura que desechas, recuerda que nuestros actos perjudican a los más inocentes.

Comparte la nota para que juntos seamos las voz de de los más indefensos. Ellos cuentan con nuestro apoyo y debemos dárselo.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!