La transformación del pobre perrito que abandonaron en la calle «porque dejó de ser lindo»

Adoptar a un perrito es una de las más grandes y sinceras pruebas de amor, quienes tienen mascotas en casa, saben que ellos son compañeros fieles y perfectos para emprender aventuras.

Sin embargo, para algunas personas este compromiso se desvanece a medida que pasa el tiempo y notan que la energía de su peludo ya no es la misma.

Desafortunadamente, hay un gran número de personas que se aferran a ideales superficiales a la hora de adoptar perritos y solo se fijan en los más pequeños, peludos y juguetones.

Pero olvidan que el tiempo también afecta a los perritos y desde luego que algo en ellos se transforma. Esta es la historia de un pequeño bulldog que fue abandonado porque su dueño decidió que “ya no era lindo”.

Tenía problemas en su columna, necesitaría mucho tiempo para recuperarse completamente.

El perrito de avanzada edad fue rescatado entre la maleza al costados de una carretera por un grupo de personas que amablemente lo trasladaron a un centro de atención canina donde recibió toda la atención que necesitaba.

El perrito tenía algunos problemas de salud, uno de sus rescatistas comentó al respecto:

Sus uñas estaban muy largas y cubiertas de maleza. También tenía sarna por todas sus preciosas arrugas. Sus ojos estaban en mal estado, así como sus oídos”.

Por suerte, el perrito ahora estaba en buenas manos, era cuestión de tiempo para que empezara a recuperarse y rostro inundado de tristeza cambiara.

El veterinario le puso una vía intravenosa por donde le administraron antibióticos y otros fármacos para combatir el grave problema de sarna que tenía.

El perrito ha ganado peso y recuperado la confianza con las personas.

El dulce perrito estaba completamente receptivo que sus nuevos amigos le ayudaran. Después de ser atendido medicamento lo siguieron consintiendo y le dieron un gran plato de comida alto en proteínas.

No se sabe cuánto tiempo estuvo tirado en la maleza, ni al última vez que haya consumido algún alimento nutritivo.

Contempla su rescate y motívate a apoyar a refugios locales y grupos de rescate caninos.

Al terminar el tratamiento, el perrito fue trasladado a un refugio, ahí comparte con otros perritos y se ha ganado el amor de todos sus cuidadores.

Esta hermosa bola de pelos es un perrito mayor por lo que necesita atención especial, una mujer se ha ofrecido como voluntaria para cuidarlo por las noches en su casa donde tiene su cómoda y tibia camita con muchos juguetes.

El perrito da pasos lentos pero ahora es libre, aceptado y amado.

Durante el día llega al refugio para para jugar con sus nuevos amigos peludos. Deseamos pronto pueda encontrar una hogar permanente y sea el miembro especial de una familia que lo ame incondicionalmente.

Gracias a todos los que hicieron posible que este perrito tuviera una nueva oportunidad. Todos los rescatistas de perritos son los héroes que el mundo necesita, comparte este final feliz.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!