La triste historia de Bobby, un cachorrito dejado a su suerte dentro de una bolsa de basura

Es lamentable que, a pesar del aumento de las campañas y el endurecimiento de las leyes en favor de los animales, cada vez son más y más extremos los casos de tratos injustos infligidos por humanos hacia estos nobles seres sin importar su especie, siendo al final, las víctimas mudas de estos mal llamados “animales superiores”. Lo que pasó con nuestro pequeño protagonista de hoy, se viralizó hace unos días en redes sociales.

Vecinos del condado de Coolronan, en Irlanda, dieron con un pequeño cachorrito de raza Pug de tan solo 5 semanas de nacido, quien fue dejado a su suerte dentro de una bolsa de plástico por algún ser despiadado. Por fortuna, el animalito fue rescatado, llevado a un centro de adopción especializado y más de 600 posibles familias sustitutas se disputaron su paternidad.

“Bobby”, como fue bautizado el peludo, fue encontrado en un basurero por un transeúnte que escuchó una serie de ruidos extraños entre los desperdicios, y al acercarse para ver de qué se trataba descubrió al pequeño perrito dentro de una de las bolsas de basura.

Momentos después, un grupo de rescatistas se hizo presente en el sitio para poner a salvo al sufrido cachorrito en un refugio para animales en situación de calle, en donde gracias a su simpatía y tierna mirada, no tardó mucho en encontrar un nuevo hogar lleno del amor y el afecto que hasta ahora le habían sido negados: la casa de Chris, el director del refugio y cuidador de Bobby, quien asegura que se enamoró del pequeñín desde el primer día.

“Se volvió tan apegado a mí que decidí mantenerlo. Me sigue a todas partes, está muy cerca de mí y siempre se emociona mucho al verme”, dijo Chris.

😂😂😂

Publiée par Dog rescue coolronan sur Jeudi 29 août 2019

Quienes asistieron a la vergonzosa escena del hallazgo de Bobby en semejantes condiciones, mostraron su indignación por la frialdad y determinación con que la persona, aún no identificada actuó en contra del indefenso animal. Sea quien haya sido el autor del hecho, su incomprensible conducta no debe ser menos que repudiable y llamarnos a la reflexión.

La búsqueda del responsable sigue en curso. Y sea que den con él o no, Chris asegura que está dispuesto a cuidar de su amiguito por el resto de su vida, ya que, según cuenta, en 13 años rescatando perritos nunca se había sentido tan identificado y apegado a uno como lo está con Bobby.

“Es un gran chico. Tuvo una lesión en la pata, pero está mejorando muy rápidamente. Estoy muy feliz de que esté bien y sea muy querido. He rescatado perros desde hace 13 años y nunca me he apegado así con uno”, mencionó el hombre.

Chris dirige el centro de rescate de Coolronan, en Irlanda, junto a Ramona Cunningham, y ambos tienen en su haber unos 150 perros rescatados. El animalista afirma que gracias a las diversas reacciones de cariño del público a la historia del simpático Pug negro, su corazón y su alma sanaron de las secuelas que dejaron en su mente aquellas primeras imágenes del infortunado animal, arropado por la negligencia y la cobardía de un ser sin escrúpulos.

Comparte con tus amigos esta historia de concientización hacia los animales y recuerda que, como Bobby, los cachorros más adorables, también pueden ser los más vulnerables.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!