La última jirafa blanca hembra muere injustamente junto a su bebé en manos de cazadores furtivos

Dos de los ejemplares más hermosos y más raros del reino animal, ya no están entre nosotros: una imponente jirafa blanca murió junto a su cría en las viles manos de un grupo de cazadores furtivos que las avistaron en un santuario de vida silvestre de Kenia, África.

Este martes, los guardabosques de Ishaqbini Hirola Conservancy las encontraron en estado esquelético y dieron la terrible noticia. El horrible hecho supone un duro golpe a la conservación ambiental, ya que en el mundo solo existían tres de estas jirafas. Ahora sólo queda una jirafa blanca, un macho.

“Este es un día muy triste para la comunidad de Ijara y Kenia en su conjunto. Somos la única comunidad en el mundo que custodia las jirafas blancas”, expresó Mohammed Ahmednoor, del Servicio de Vida Silvestre de Kenia.

Aparte de raros eran animales verdaderamente hermosos

Asimismo, se informó que los animales no habían sido vistos en mucho tiempo, la última vez que decoraron con su esplendor el paisaje de la región fue en 2017, cuando el avistamiento ocupó las primeras planas de todos los medios nacionales e internacionales y, desde entonces la familia vivió en el santuario donde recibía a miles de asombrados visitantes.

“El nacimiento de la cría blanca, que era un macho, en agosto pasado dio como resultado la única familia de tres jirafas de ese color conocidas en el país africano, de modo que ahora sólo queda un ejemplar “solitario”, dijo Ahmednoor.

Debido a las condiciones en que fueron encontrados sus restos, las autoridades estiman que tenían al menos 4 días sin vida. El Servicio de Vida Silvestre de Kenia expresó además que estas eran las únicas tres jirafas blancas en el mundo, pero en 2016 captaron otro ejemplar en Tanzania, aunque no se sabe qué pasó con él.

Estos animales son blancos porque tienen una condición llamada leucismo, una especie de albinismo que no les permite producir pigmentación, pero se diferencia de él porque las especies siguen produciendo su pigmento oscuro en tejido blando y tienen los ojos oscuros.

Foto de uno de sus últimos avistamientos

El hecho ocasiona, sin duda, un paso atrás en los tremendos avances logrados por la comunidad para conservar especies raras y únicas, lo que exige de parte toda la sociedad una llamada de atención para sumar los esfuerzos de conservación de estos y otros animales.

La extinción de especies es algo natural que ya ha ocurrido en otras ocasiones a lo largo de la historia de la Tierra, la última hace 65 millones de años con la extinción de los dinosaurios. En la actualidad, alrededor de dos terceras partes de las especies animales y plantas que existieron en la Tierra han desparecido para siempre.

Este proceso se ha dado, hasta hoy en día, como resultado de la selección natural, y favorecía la diversidad biológica y la proliferación de nuevas especies. Sin embargo, hoy en día esas extinciones se están produciendo de manera alarmante como consecuencia directa de las acciones nocivas, inconscientes y desalmadas de una de las especies, la humana.

Comparte esta historia con tus amigos, y no olvides que el destino de todas las especies del planeta, incluido el del ser humano, está ligado entre sí; todo está unido. Cada especie tiene su papel en el ecosistema, forma parte de una red de especies y aporta ese granito de arena insustituible en el mundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!