Lanzó a su gato contra la pared y después lo pisó por hacerse pipí sobre el mantel

Un cruel hombre se encuentra tras las rejas por lanzar a un gato de ocho semanas de nacido contra la pared, ocasionándole una fisura en la cavidad del ojo, fractura de pata y severos daños en su dentadura.

Su nombre es Adam James Urquihart, tiene 30 años y es de Medowie, New South Wales. El gato, llamado Gizmo, fue víctima de un brutal lanzamiento hacia la pared a más de tres metros de distancia dentro del cuarto y, después del golpe, cuando ya estaba en el suelo, se atrevió a pisarlo.

Según un testigo, cuyo nombre no ha sido revelado, Adam también empujó la cara de Gizmo contra una litera mientras le decía horribles y violentas palabras.

Independientemente de lo que hiciera el pobre gato, nada justifica semejantes actos de crueldad. Seguramente Adam es un ser perturbado y no puede tener en su posesión a un animal inocente. Merece que le caiga todo el peso de la ley… Por fortuna el pobre chico ha sobrevivido a tanta maldad.

Adam se declaró culpable ante un tribunal, en el que fue acusado por crueldad animal, en la corte local de Newcastle. Le dieron tres meses de prisión. Además de este episodio, en paralelo, a Adam lo acusaron también de violencia doméstica.

“No quiero establecer ningún paralelismo entre la violencia doméstica y la crueldad hacia los animales, porque no necesariamente la hay, pero es indudable que en ambos casos las víctimas son muy vulnerables”, dijo el Magistrado Crews, quien estaba involucrado en los asuntos legales del caso.

“Urquhart debería estar muy avergonzado de esta ofensiva hacia un animal vulnerable”, continuó el magistrado. Cuando a Gizmo lo trasladaron al hospital veterinario Tighes Hill el 16 de febrero, los especialistas aseguraron que las heridas que tenía eran considerablemente preocupantes, el animal sufrió un trauma severo: una pata fracturada, daños en la cavidad de su ojo y también en su dentadura. Ha debido padecer mucho dolor… ¡Pobre criatura!

“Es incomprensible el comportamiento enfermizo, la forma en la que una persona puede abusar de un animal bebé, indefenso, de esa manera… Nos complace ver que la corte se tome el caso de una forma tan seria”, dijo el Sr. Meyers. Por fortuna, al agresor le han prohibido tener un animal en los próximos 10 años y además deberá cubrir con los gastos médicos del gato. 

Dailymail

En la clínica veterinaria, el gato recibió todos los cuidados y atenciones que necesitaba, y desde ese entonces Gizmo ha logrado una recuperación total, en compañía de los profesionales. Ahora, finalmente el chico ha sido adoptado por una nueva familia que le brindará el hogar y el amor que tanto se merece. Es reconfortante saber que se hizo justicia.

Gizmo sufrió mucho, pero ahora podrá ser feliz. ¡Te invitamos a compartir su historia con tus amigos!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!