Las moscas invadieron su cuerpo pero su corazón resistente seguía latiendo

Un  equipo de rescate se llevó una gran sorpresa cuando llegaron a recoger a un perrito que yacía tirado en el piso cubierto totalmente de moscas. A simple vista el indefenso perrito parecía estar muerto, sin embargo, cuando los rescatistas se dispusieron a tomarlo entre sus brazos notaron que su corazón latía débilmente.

Es posible que cualquier transeúnte pensaría que era demasiado tarde para intentar salvar al perrito, pero para los voluntarios de Animal Aid había una vida que rescatar, mientras su corazón latiera había esperanza y ellos estaban dispuestos a devolvérsela al perrito.

El equipo de Animal Aid Unlimited rescata a perritos callejeros en terribles condiciones.

Aunque no tenían garantían que el resultado fuera positivo, estaban dispuestos a intentarlo, un latido significaba vida y ellos querían salvarla.

Los rescatistas se dispusieron a recoger al frágil perrito con una manta y lo llevaron a la ambulancia donde fue trasladado al centro clínico donde rápidamente recibió la atención médica necesaria. Su estado era muy deteriorado por lo que debía ser tratado con mayor delicadeza.

Tienen su sede principal en Rajasthan, India.

El veterinario le suministró una vía intravenosa con una serie de analgésicos para ayudar a calmarle el dolor. Su temperatura era muy baja, esto preocupó aún más a los rescatistas, pero su corazón seguía latiendo, así que los rescatistas no se dieron por vencidos.

Después de una hora de intentarlo reanimar, finalmente el perrito abrió los ojos, una gran victoria para el personal médico.

Decidieron llamar al perrito Oliver.

El adorable perrito miró a su alrededor  y se dio cuenta que estaba en buenas manos, sabía que harían lo posible para salvarlo y él también pondría de su parte. Solo un par de minutos después siguió descansando tranquilo.

Una vez que estuvo lo suficientemente fuerte  el personal médico lo puso sobre una camilla y lo evaluaron con mayor precisión. Oliver sorprendió a todos, estaba decidido a recuperarse y ponerse sobre sus patitas aunque le costara un poco.

El perrito estuvo en observación por dos meses.

Sus patitas eran muy flacas y aun así soportó todo el peso de su cuerpo, tenía tantas ganas de recuperarse que el personal médico no podía creer lo que veían. Le diagnosticaron desnutrición y una infección grave en las vías respiratorias, recibió muchos antibióticos y una dieta saludable.

Increíblemente después de un par de meses Oliver lucia totalmente diferente, ahora es un perrito fuerte que disfruta correr y abrazar a sus cuidadores.

Oliver no deja de mover su colita cada vez que ve a sus rescatistas.

Oliver logró encontrar una familia que se encarga de hacer sus días totalmente diferentes. Pasó de ser un perrito moribundo a un perrito enérgico, feliz y agradecido.

Infinitas gracias a Animal Aid por darle una segunda oportunidad a un perrito que creía que todo estaba perdido. Acciones como estas agitan el corazón de alegría a todos los amantes de los animales.

No dejes de compartir la nota  en tus redes y hagamos posible que más personas conozcan la increíble labor de un equipo de rescate que no renunció al alma de un perrito vulnerable.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!