Le pide a un amigo que cuide a su perro mientras se va de viaje, pero él lo «secuestra»

Carmen Pham le pidió a una pareja amiga que cuidara a su perrito Haku durante dos semanas porque haría un viaje al extranjero. Pero lo que nunca se imaginó después de regresar era que sus amigos se negaran a devolverle a su mascota.

Carmen, residente en Labrador, en Gold Coast (Australia), no podía creer lo que le estaba pasando, y decidió presentar un informe policial y llamar a un detective de mascotas para que la ayudara a encontrar a su amado perro.

Después de meses de apelaciones emocionales, Haku finalmente fue devuelto a los brazos de su dueña.

“Estoy tan feliz. Ayer era su cumpleaños, así que queremos hacer una gran fiesta esta noche”, dijo Carmen.

Carmen estaba emocionada cuando abrazó a su mascota de nuevo tras haber pasado seis meses separada de ella, reveló que tenía grandes planes para celebrar su regreso a casa.

Mientras tanto, el hombre acusado de ser el responsable del robo del perro insistía en que todo se trataba de un mal entendido.

«Dijeron que podía quedarme con el perro a mediados de mayo», dijo el supuesto ladrón.

Carmen buscó ayuda a través de las redes sociales para recuperar a su amado cachorro a través de un emotivo llamamiento después de que la pareja dejó de responder a sus mensajes en julio.

Haku fue devuelto a la estación de policía de Surfers Paradise, donde su dueña lo recogió al final de ese día.

«Simplemente se salió de control. El perro ya fue devuelto, eso es todo, punto», agregó el presunto ladrón.

Haku desapareció con un viejo amigo de la familia que era su cuidador de mascotas cuando empezó el confinamiento por la pandemia.

Carmen publicó el emotivo regreso de su mascota en la página de Facebook de Missing & Stolen Pets QLD e inmediatamente fue compartida por los usuarios que dijeron que estaban indignados por el incidente.

Kirilly Cull, de la página de Facebook de Missing & Stolen Pets QLD, dijo que la policía había encontrado a la persona que robó a Haku.

«Ahora se ha escondido», dijo Kirillly.

El presunto ladrón insistió repetidamente que no le robó al perro, simplemente pensó que ella le había propuesto que se quedara con él para siempre.

Sin embargo, los administradores de la página de Mascotas perdidas y robadas escribieron que tenían copias de todas las conversaciones que hubo entre estas personas sin escrúpulos y la propietaria legal, así como una copia del informe policial.

«Entregue a Haku a un veterinario, a una perrera o a la policía. Mantener un animal que no es suyo se considera un delito en contra de la ley australiana, es un «robo de propiedad», escribieron en la página.

Afortunadamente, el tiempo de angustia llegó a su fin cuando Carmen se reunió con Haku. Celebremos con ella compartiendo su historia. Esperamos que estos casos no se repitan.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!