Leo es la niñera más dulce que estos diminutos gatitos de rescate huerfanitos pueden encontrar

Maddie Fang ha criado a más de 100 gatitos. Ella comparte su experiencia en su cuenta de Instagram @fangsfosters donde puedes ver fotos de gatitos que derretirán tu corazón.

Ella tiene un afecto particular por los recién nacidos y los huerfanitos, ayudándolos a crecer y a estar listos para ser adoptados. Es un gran trabajo cuidar gatitos muy pequeños, pero Maddie se las arregla con un poco de ayuda de un amigo muy especial.

Maddie es una amante de los gatos. Se sintió motivada a ayudar a estos chiquititos a salir adelante y hasta ahora ha ayudado a un centenar de peluditos

Se trata de su perro Leo, quien juega un papel importante protegiendo, limpiando y amando a los gatitos. Es un perro de rescate que adoptaron de Westside German Shepherd Rescue hace casi 9 años cuando era solo un pequeño cachorro.

Leo es amoroso por naturaleza y siempre ha tenido un comportamiento muy tranquilo. Su naturaleza gentil le dio a Maddie la confianza para dedicarse a brindar su hogar como refugio a gatitos recién nacidos.

Leo es el mejor asistente con el que Maddie podría contar

Cuando Maddie trajo su primer huerfanito a casa, esperaba que Leo fuera bueno con el gatito, pero se sorprendió gratamente al descubrir que su perro estaba extremadamente interesado en el animalito y pronto afloraron sus dotes de padre adoptivo.

Cuando Leo conoció a un gatito por primera vez, ¡fue amor a primera vista! Ahora ha compartido su espacio, familia y afecto con más de 100 gatitos y parece que ama a cada uno más que al anterior.

Leo es un gran hermano mayor para todos los gatitos que llegan a este refugio

Tiene una comprensión innata de su papel como hermano mayor protector. También le gusta ayudar a mantener limpios a los gatitos y mostrarles amor con muchos besos.

Maddie se metió en la crianza para el Refugio de Animales del Condado de Ventura hace unos tres años. Su primer gatito adoptivo fue uno que necesitaba aumentar de peso antes de someterse a una cirugía de castración.

La vida en un refugio puede ser estresante para los animales, lo que les dificulta mantenerse saludables. Entrar a un hogar de acogida puede marcar la diferencia al permitirles relajarse, recuperarse y estar preparados para una familia para siempre.

Maddie encontró que la experiencia fue extremadamente gratificante, ¡así que continuó! Más y más gatitos seguían llegando.

La cuenta de Maddie como madre temporal de gatitos, sigue creciendo

Eventualmente, ella crió a una gata embarazada, que dio a luz a su camada debajo de la cama de Maddie a pesar de que ella le proporcionó cinco opciones de nidos.

Ver a la madre gata cuidar a los gatitos recién nacidos fue una experiencia educativa e impactante para esta voluntaria.

Le dio la confianza para enfrentarse a casos más desafiantes. En una oportunidad, Maddie tomó tres gatitos neonatales que todavía tenían sus cordones umbilicales unidos. Esos nuevos bebés necesitaban atención las 24 horas, además de ser alimentados cada 2 horas.

¡Esto dejó a Maddie con un poco de sueño, pero enganchada! Desde ahora, ella y Leo han ayudado a florecer a más de 100 gatitos… ¡y la cuenta crece!

Si te encanta la historia de este dúo de benefactores, no dudes en compartirla con otros.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!