Una leona reacciona al darse cuenta de que la antílope que cazó estaba embarazada

Una leona salvaje reaccionó inesperadamente, después de que se diera cuenta de que había cazado una antílope que estaba embarazada.

La naturaleza de los animales es aún incomprensible para muchos de nosotros. Llegan a tener comportamientos absolutamente fuera de lo normal, ya sea de manera agresiva o tierna.

Recientemente, en la reserva de Caza Madikwe, en Sudáfrica, el guardabosques Gerry Van der Walt, fue testigo de algo que lo dejó completamente perplejo y quiso compartirlo, por la gran importancia que tiene.

 Las leonas suelen cazar juntas, en grupo, atacando principalmente a grandes ungulados.

Gerry y un grupo de visitantes pudieron presenciar el momento en que la leona cazaba un antílope, desde que comenzó a acecharla hasta que al fin alcanzó a su presa.

Después que le dio alcance al antílope, todos esperaban que comenzara a alimentarse de su presa, pero lo que hizo dejó sin palabras a Gerry.

Ellos vieron a la leona acercarse al estómago del antílope y tirar de él, sin embargo conforme la escena se esclarecía más, notaron que en realidad no se trataba del estómago, sino de un antílope bebé.

La leona se llevó la sorpresa de su vida al descubrir que su víctima iba a ser madre

leona

«He visto a leonas matar a otras presas embarazadas y no pasa nada, simplemente continúan alimentándose como si nada», dijo Gerry, absolutamente atónito.

«Desde ese momento el comportamiento de la leona cambió por completo, parecía estar confundida por lo que estaba pasando. Comenzó a mirar a su alrededor como si esperara recibir ayuda de alguna parte», agregó el guardabosques.

El león es un superdepredador y clave, pese a que puede tener un comportamiento carroñero si tiene la oportunidad.

A pesar de su naturaleza cazadora por excelencia, parecía empatizar en que allí pudo haber una vida, y eso parecía removerla y desconcertarla por completo.

«La leona dejó de alimentarse para estar junto al antílope bebé, lo movía con la nariz como intentando que este reaccionara y se levantara. Lo cogió entre su boca y permaneció inmóvil durante momentos que parecían eternos sin saber qué hacer con él. Miraba en todas direcciones como si esperara algo.»

«Después de unos minutos comenzó a caminar lejos del matorral, para acercarse más a la madre antílope. Se detuvo ante ella y con mucho cuidado puso al antílope bebé sobre el suelo. Todo el tiempo se mantuvo mirando a su alrededor, se le notaba tensa y nerviosa«, aseguró.

Parecía como si quisiera revivir al bebé en todo momento, era como si entendiera que una madre siempre se respeta

«La leona volvió lentamente hasta donde se encontraba el cuerpo sin vida de la madre antílope, pero no era para volver a comer. Lo que hizo la leona fue tumbarse junto al cuerpo hasta quedarse dormida».

Fue quizás su manera de decirle: «No quise hacerte algo así y aquí estoy»

Ese fue el momento más extraordinario para Gerry y todos los visitantes, que habían estado contemplando la surrealista escena desde la distancia.

Lo que todos se preguntaban es si acaso la leona sentía algún remordimiento por haberle quitado la vida a una madre o por no poder salvar al antílope bebé.

«No sé si algún día logre entender qué fue lo que pasó exactamente, pero sé que de una forma entre cruel y hermosa, fuimos testigos de la magia africana y sus animales», concluyó Gerry.

Una experiencia desconcertante como conmovedora, que demuestra que incluso los animales salvajes, pueden ser más sensibles y compasivos que los humanos.

Puede resultar difícil de creer que los animales lleguen a tener ese grado de conciencia como para arrepentirse de sus acciones, en especial si se trata de estos animales salvajes que cazan con la única finalidad de alimentarse.

Como sea, esta impactante historia no deja de dejarnos la más profunda de las lecciones de vida. Ojalá que los humanos nos pareciéramos al menos un poco a estos sublimes animales.