Aprueban una ley que considera la maldad animal como una falta grave y se pagará tras las rejas

Después de un intenso trabajo y las constantes diligencias de varios senadores en Virginia, Estados Unidos, se ha aprobado una nueva ley en la que el trato injusto hacia los animales se considera como una falta grave a la ley. En el año 2016 el senador Bill DeSteph se sintió profundamente indignado ante un caso de malos tratos a un perrito llamado Sugar, que fue sometido a numerosas lesiones.

La ley estuvo bajo discusión durante tres largos años.

Muchos abogados dieron lo mejor de sí para que el culpable respondiera ante la ley, pero el hombre simplemente recibió como castigo 12 meses tras las rejas sin pagar ninguna multa. DeSteph decidió que había que tomar cartas en el asunto y comenzó a trabajar incansablemente para que la justicia castigara con mayor severidad a los responsables de un acto tan inhumano.

Actualmente el trato injusto a un animal es una transgresión a la ley en 48 estados y los distritos de Columbia y Puerto Rico.

Ahora, 3 años después del terrible caso de Sugar la ley ha logrado finalmente ser aprobada por todos los miembros del Senado sin haber recibido un solo voto en contra. Esto sucede tan solo 10 días después de la indignante partida de un pitbull llamado Tommie, al cual varios atacantes prendieron en fuego.

“Estoy orgulloso de haber introducido esta ley. Si le haces daño a un perro mereces estar sin libertad”.

Es por esto que muchos comienzan a llamarla como “La ley Tommie” para honrar al afectado pit bull, así como a tantos otros inocentes animales que han debido perecer de maneras tan indignantes. Esta nueva ley establece que causar lesiones o acabar con la vida de un perro o gato a través de medios tan agresivos es considerado una falta grave a la ley de clase 6.

La nueva ley entrará en vigencia a partir del primero de julio.

El castigo establecido para este tipo de actos es el confinamiento tras las rejas por un máximo de 5 años, así como una multa de 2.500 dólares. Antes de este gran avance, la ley de Virginia sólo se encargaba de castigar aquellos casos en los que se acababa con la vida del animal. Esto significaba que personas que lesionaran a un animal podían estar tranquilamente libres siempre y cuando el perro o gato continuara con vida.

Todos los agravios a la ley deben recibir condena. Aunque el perro  fallezca o logre seguir con vida se trata de un acto con terribles intenciones”.

The Huffington Post

Agradecemos enormemente el gran paso que Virginia ha dado y esperamos que la ley Tommie logre honrar la memoria de este inocente pit bull.

No te vayas sin compartir esta nota para unir tu voz a la lucha por los derechos de los animales.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!