Una nueva ley reconocerá por fin que los animales tienen sentimientos

Todos los que tenemos una mascota en casa somos conscientes de lo felices que se ponen cada vez que llegamos, sin duda un abrazo y una lamida de los consentidos del hogar es la mejor paga a un día duro de trabajo.

Es por eso que en contra de lo que muchos han sostenido a lo largo de los años, estamos convencidos de que los animales tienen sentimientos, y el que defienda lo contrario definitivamente no sabe lo que dice.

Ahora, Australia ha ido por delante y un proyecto de ley pretende que se reconozca a nivel nacional y oficial que los animales son seres sensibles, como las personas. ¡Ya era hora!

La buena noticia es que ya que se reconocerá que los animales sienten, se emocionan, padecen y sufren, como consecuencia, todo sujeto que trate injustamente a un animal y vulnere sus derechos, se enfrentará a duros castigos, dentro de lo que se incluye dos años tras las rejas.

Además, no sólo los desalmados pagarán, sino que todo ciudadano que posea una mascota tendrá la obligación de cuidar de ella, sacarla a pasear y pagará altas multas si lo mantiene encerrada durante días.

La ley se centra en buscar el bienestar animal a como de lugar, por lo que las obligaciones que tendrán los dueños son altamente exigentes.

El dueño que lleve a su mascota en el auto, por ejemplo, si no la traslada de un modo seguro, bien sujeta, deberá pagar una multa de hasta 16.000 dólares y hasta un año de privación de la libertad.

Si se mantiene a un perro encerrado durante más de un día y sin sacarlo a pasear se deberá pagar 4.000 dólares de multa.

Por otro lado, todos los actos que atenten contra la dignidad de los animales y se vulneren sus derechos deberán ser pagados con multas de hasta 32.000 dólares y dos años tras las rejas. Algo similar sucederá cuando se lesione accidentalmente a un animal en las carreteras, y se deje al animal a su suerte sin haberlo reportado a las autoridades.

Todas las personas que atenten contra la integridad física del animal y lo dejen dentro de un auto también serán castigados.

Y lo mejor es que toda persona que vea a un perro encerrado en un auto, tendrá el derecho de intervenir y romper un cristal siempre que actúe “honestamente” y no tuviera otra posible opción, como llamar a la policía.

Facebook

Sin embargo, todavía falta lo más importante, y es que la ley obtenga el pleno apoyo en el Parlamento australiano, cosa que puede no resultar tan sencilla ya que en algunos sectores como el cárnico, temen que esa protección a los animales se expanda al ganado, y ya habría otros intereses económicos en juego.

Esperamos que de verdad esta ley llegue a implementarse y sirva de inspiración para muchos otros países. Ya es hora de que todo el mundo reconozca que los animales son seres sensibles, que se emocionan, se alegran y sufren. ¡Comparte esta noticia!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!