Lleva a su perrito ciego por primera vez al mar sin pensar en las consecuencias

Por muy difícil que parezca la vida de algunos, la verdad es que siempre hay espacios para respirar y ser feliz. No importa qué tantos obstáculos creas atravesar, asumir el día con buena energía siempre será muchísimo mejor.

Enlaces patrocinados

Y si de buenas vibras se trata, nada más hermoso que ver a un perrito siendo feliz y superando todas las barreras que la vida y el mundo le impongan.

El hermoso Stevie es ejemplo claro de esto.

Resulta que este hermoso Border Collie es ciego y esto ha significado un sinfín de pruebas por superar, pero no por ello se ha dejado vencer y apuesta cada día por vivir al máximo su vida y dar lo mejor de sí.

De este modo se lo demostró a su madre el día en que decidió llevarlo a la playa por primera vez, la mujer no tenía ni idea de cómo resultaría esa aventura pero estaba decidida a asumir las consecuencias.

La chica quería vivir con la peluda esa experiencia inolvidable.

La mamá humana de Stevie es la veterinaria de 25 años, Alexa Lee, quien vive en Costa de Oro en el estado de Queensland, Australia.

Junto a Stevie y su otro compañero, un Border Collie llamado Bobby, se aventuraron al mar juntos, el pasado mes de febrero y decidieron registrar ese momento.

Enlaces patrocinados

Alexa ama a sus mascotas.

Alexa sabía que ese día sería especial para sus dos peludos pero principalmente para Stevie quien, pese a no poder ver, se enfrentaría a un nuevo ambiente lleno de diferentes sensaciones que jamás había experimentado. 

Por fortuna, todo salió mejor de lo que ella misma pensaba.

Resulta que Stevie no sólo se portó bien en la playa, sino que disfrutó la aventura al máximo.

En un vídeo que la generosa mujer decidió compartir en redes sociales, se observa al peludo corretear en la orilla de la playa, mientras el mar moja sus patitas.

Enlaces patrocinados

Este chico sí que disfrutó del agua.

Stevie corre hasta el agua y después regresa a los brazos de su mamita, quien lo llena de cariñitos y le brinda seguridad.

Es increíble el sentido de orientación que ha desarrollado el peludo y, pese a no ver, Stevie sabe muy bien hasta qué punto del mar puede sumergirse.

«Voy por ti, mamá».

Esta familia se divirtió mucho en su paseo y eso se nota en la felicidad que desborda el perrito. Alexa es una profesional y además una madre responsable, así que supo muy bien cómo llevar el día de playa sin que Stevie se viese en peligro.

Enlaces patrocinados

Mira por ti mismo la felicidad de este animalito.

Este can es un verdadero aventurero y nos alegra saber que su condición no es impedimento para ser feliz. Stevie continúa disfrutando de la vida junto a su madre y su compañero de aventuras, Bobby. Estamos seguros de que los paseos a la playa y la diversión nunca se acabaran para esta familia.

Nos contentan las buenas historias y esta es una de ellas, compártela y demuéstrale al mundo que no hay obstáculo físico que valga cuando se trata de ser feliz.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!