Llevan a un gatito a un veterinario para que lo sacrifique y el hombre llora devastado

Cuando un gatito fue llevado a una clínica para que lo sacrificaran, el veterinario quedó tan devastado que no pudo evitar romper a llorar.

Si bien los gatos callejeros tienen una vida social bastante solitaria, muchas veces forman colonias, sobre todo si hay hembras con sus crías, o grupos en los que hay machos esterilizados.

Estos felinos están expuestos a constantes peligros, no solo por todos los riesgos que la calle en sí ofrece, sino por todos los conflictos que suceden sobre todo en época de reproducción. Algunos terminan terriblemente heridos y al borde de la muerte de no recibir la atención médica necesaria.

La vida de un gatito anaranjado con una herida en una de sus patitas pendía de un hilo

gatito

Esta es la historia de un adorable gatito que fue rescatado por un grupo de personas mientras alimentaban a una colonia de gatos callejeros. Su estado de salud era muy delicado, tenía una fuerte lesión en una de sus patitas, lo que le impedía poder caminar por su cuenta.

En las manos correctas su vida cambió por completo.

Estaba sufriendo y sumergido en un terrible dolor. Ante ello, las personas consideraron llevarlo al veterinario con la intención de que fuera sacrificado y así ponerle fin a tanto sufrimiento.

A través de las redes los internautas sugirieron que lo llamaran Nemo.

Sin embargo, el destino tenía otros planes para este indefenso gatito, en la clínica el veterinario Matt McGlasson lo atendió y decidió cambiar el rumbo de su trágico final.

Tras hacerle un chequeo y varios exámenes, concluyó que aún le quedaba mucho por vivir, por lo que curó sus heridas y cuidó de él mientras se recuperaba.

El Dr. McGlasson quería buscarle el mejor hogar para que el gatito tuviera la vida feliz que merecía. Al respecto comentó:

“Mi personal sabe que tengo una debilidad por los gatos; de hecho, rescatamos y rehabilitamos a cuatro gatitos durante el COVID mientras nuestros hijos estaban en la escuela desde casa”.

El veterinario tuvo la reacción más inesperada y lo difundió en un video que conmueve a millones:

Si bien el gato recibió toda la atención médica que necesitó, su patita tuvo que ser amputada. Afortunadamente, la operación fue un éxito, contó con el apoyo del personal quienes fueron sus guardianes fieles durante la recuperación.

Nemo se recuperó satisfactoriamente y demostró ser un pequeño guerrero, comenzaría una nueva vida con tres patitas pero fue salvado de un terrible final.

Un gesto de amor cambió su vida.

Nemo conquistó el corazón de todos en la clínica, tiernamente agradecía las atenciones que había recibido.

Aunque el Dr. McGlasson no pudo llevárselo a casa, debido a que ya tenía bastantes peludos, uno de los técnicos veterinarios sí se había enamorado perdidamente de él, por lo que decidió adoptarlo.

“Es el gato más agradable que jamás hayas conocido. Él ama a todos”, destacó el veterinario.

La vida de Nemo dio el giro más emocionante gracias a la compasión y empatía de este buen hombre

Esta hermosa bola de pelos ahora disfruta de un nuevo hogar al lado de personas que lo aman incondicionalmente. Aunque pasó mucho tiempo en la calle, se ha adaptado muy bien como gato doméstico, lo mejor de todo es que lleva una vida completamente normal con tres patitas. Nos estremece el alma solo de pensar en qué pudo terminar este pobre minino de no ser del compromiso del veterinario.

Todos podemos ser instrumentos de luz y amor en la vida de los peludos vulnerables. Recuerda que adoptar siempre será la mejor opción. Anímate a darle una segunda oportunidad a un animalito necesitado abriéndole las puertas de tu hogar.