Llora la muerte de 2 de sus perros después de que un simple paseo a la playa terminó en tragedia

Brandan Pellow es un joven de 21 años que tuvo que vivir una verdadera pesadilla al ver a dos de sus tres mascotas perder la vida durante un inesperado accidente. Lo que debía haber sido un simple paseo en la playa se convirtió en una tragedia de la que todavía no ha logrado recuperarse.

Todo sucedió en la playa de Gwithian en Cornualles, Reino Unido.

Brandan subió a los tres labradores en la camioneta y condujo hasta la playa. Estaba muy emocionado por compartir el día al aire libre con sus perritas pero en cuanto abrió la puerta de su auto las cosas cambiaron drásticamente. Las peluditas se encontraban demasiado felices al ver que se encontraban en la playa y saltaron antes de que Brandan pudiese ponerles la correa.

“Fue el peor día de mi vida”, dijo Brandan.

Al principio, pensó que no se trataría de algo demasiado grave; pero antes de darse cuenta las perritas se dirigían hacia una peligrosa zona con un acantilado. El desesperado dueño trató de alcanzarlas y se lanzó al mar para tratar de llevarlas de vuelta a la costa. Lamentablemente, no llegó a tiempo.

“Miré por encima del borde del acantilado y recé para que no estuvieran en el fondo, pero lo estaban”, recordó Brandan.

Las perritas se las habían ingeniado para llegar en cuestión de segundos al acantilado más grande de la playa. Todo sucedió tan rápido que no vieron el fondo. Un equipo de rescate también se dio cuenta de lo que estaba pasando y trataron de ayudar a Brandan. Una vez que lograron dar con los tres labradores, los llevaron al veterinario.

El acantilado tenía un altura de poco más de 60 metros.

Sasha, la mamá de las otras dos perritas, sufrió una serie de fracturas pero logró sobrevivir. Sus hijas, lamentablemente, no tuvieron la misma suerte. Honey perdió la vida de inmediato. Lograron resucitar a Ava y acudieron rápidamente al veterinario pero sus heridas habían resultado demasiado graves: la perrita falleció un par de horas después.

“Me duele el corazón, no puedo dejar de agitarme. Cuando voy a dormir, sólo puedo pensar en el acantilado”, se lamentó Brandan.

Sasha necesitará un par de cirugías y su dueño se encuentra recaudando fondos para poder salvarla. Es la única que logró sobrevivir y está dispuesto a hacer cualquier cosa para darle la mejor vida posible.

“Sasha perdió a sus cachorros. Quiero ayudarla a recuperarse. Ella es un milagro”, asegura Brandan.

Acompañamos a Brandan en esta dolorosa pérdida. Esperamos de todo corazón que la hermosa Sasha se recupere y que esta trágica historia se convierta en un importante recordatorio de que siempre debemos pasear a nuestros perros con medidas de seguridad; especialmente en espacios abiertos con los que ellos no están familiarizados.

Comparte esta nota para ayudar a Sasha y advertir a todos los dueños de mascotas sobre este fatal accidente.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!