El drama de la perrita que dejaron abandonada por los graves problemas que padecía su piel

Cuando Terra fue rescatada por primera vez, casi no tenía pelo y parecía muy temerosa. Su pérdida de pelo fue el resultado de una afección de la piel que probablemente se produjo porque su familia anterior fue negligente.

El pobre cachorro tenía mucho trabajo por delante para recuperar la salud y no sabía lo que era el amor de las personas.

Afortunadamente, una amable trabajadora veterinaria de West Sussex, Reino Unido, decidió ayudar a Terra en su proceso de recuperación.

A pesar de sus problemas de piel, había algo en la mirada de esta perrita que era difícil de resistir

Terra perdió la mayor parte de su pelaje debido que padecía sarna. La sarna es una enfermedad cutánea crónica y dolorosa causada por los ácaros. Los animales que padecen esta afección generalmente no tienen pelo y su piel está cubierta de lesiones.

Jessie DeFreitas, una asistente veterinaria, se enamoró de Terra debido a sus «hermosos ojos». Ella sabía que, en su caso, sus enfermedades de la piel eran consecuencia de haber pasado por las manos de una familia descuidada e inescrupulosa.

En casa, Jessie ya tenía cuatro gatos y un perro de rescate, pero sabía que también podía hacer espacio para Terra. Después de todo, si el cachorrito no hubiera sido entregado a los veterinarios, probablemente no habría sobrevivido.

Primero, Jessie pidió criar al cachorro. Terra necesitaba atención constante, por lo que estaba dispuesta a proporcionarle un hogar seguro y amoroso.

Cuando Terra prosperó, toda su belleza comenzó a aflorar

En ese momento, la llamó Honey, pero rápidamente se enteró de que ese nombre no le quedaba bien. Esto se debe a que, al principio, Terra estaba muy irritable y no jugaba en lo absoluto.

Ciertamente no parecía dulce como la miel en ese momento, por lo que su nombre fue cambiado a Terra.

Con el tiempo, cuando Terra se curó de su sarna, se volvió más amorosa. Eventualmente, todo su cabello volvió a crecer y terminó teniendo un hermoso abrigo marrón y blanco. También terminó siendo mucho más amable y dulce que antes.

Jessie ya tenía muchos animales que cuidar, pero se alegra de haber abierto su corazón a Terra también. La asistente veterinaria tiene un gran amor por los animales y no podía decirle que no a un cachorro necesitado.

Aunque inicialmente solo estaba dando acogida temporal a Terra, decidió adoptarla de forma definitiva. Gracias al corazón amable de Jessie, Terra está feliz y saludable ahora, a pesar de todo lo que pasó cuando era un cachorro.

Con amor y voluntad, Terra tuvo una transformación increíble

Afortunadamente, Terra tuvo un final feliz, no todos los perritos que son víctimas de la negligencia tienen la misma suerte y hay que luchar por eso. Comparte su historia.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!