Lo abandonaron recién nacido y lo llamaron alienígena, pero jamás perdió sus ganas de vivir

A veces es difícil comprender cómo es que las personas están llenas de prejuicios que dañan a otros seres vivos, juzgan a otros por su apariencia en lugar de llegar a conocerlos, ayudarlos.

Este gatito fue abandonado en el estacionamiento de una tienda de comestible, con tan solo un día de haber nacido, lo dejaron a su suerte e incluso dijeron que parecía un gato alienígena, ¡increíble!.

Afortunadamente no todas las personas son así, y hubo quienes le dieron una segunda oportunidad a este gatito recién nacido. Una pareja lo encontró y decidieron rescatarlo de ese sitio, luego se pusieron en contacto con alguien que quisiera adoptarlo y el hogar definitivo llegó para Ollie.

Cuando lo encontraron Ollie estaba muy triste, al parecer había perdido las esperanzas, no cabe duda que fue una experiencia traumática para él.

Su nueva mamá lo miró con amor desde el primer momento, no tenía dudas de que en realidad era perfecto. “Recibí comentarios pésimos de algunos amigos; “Es una rata alíen” pero no hice caso a ninguno de esos comentarios”

Ollie tuvo que ser tratado por los médicos pues presentaba deshidratación entre otros malestares, pero recibió los medicamento y atenciones adecuadas, en poco tiempo estaba sano otra vez.

Ollie logró abrir los ojos muy rápido, a lo largo de 12 días fue abriéndolos poco a poco hasta que la nueva felicidad en su vida abarcó toda su mirada.

Los doctores dijeron que era un progreso significativo, indicaba que estaría sano y salvo muy pronto, todo evolucionaba de maravilla.

A Ollie le encantaba dormir en el pecho de su nueva mamá, porque así podía escuchar su corazón y sentirse más seguro.

“Me gustaba envolverlo en una toalla o mantas para mantenerlo caliente, lo abrazaba a mí y él a pesar de que no ronroneaba, se mostraba muy tranquilo, eso le daba paz”.

No paraba de llorar cuando dejaba de escuchar a su mamá cerca de él.“Me aseguré de que no lloraba por hambre o de algún dolor físico, le bastaba con sentirse acompañado para dejar de llorar”

Día a día Ollie siguió mostrando progresos; se notaba en su pelaje, su tamaño y su mirada.

“Cuando Ollie descubrió que ya no era posible tenerlo sujeto a mi pecho dentro de las camisas, comenzó a escalar hasta mis hombros. Incluso mientras caminaba o me encontraba en movimiento, hallaba a forma de llegar hasta mis hombros”.

Este gatito no se dio por vencido a pesar de que nadie creía en él.

¡Es juguetón y quiere mucho a su mamá!

Creció muy sano,  ya nadie piensa que sea un alíen, sino un gato hermoso

Cuando Ollie se hizo más grande llegó a su vida un hermano menor

También era un gatito pequeño que buscaba la oportunidad de pertenecer a una familia.

Ahora crecen juntos, ya no están solos y lo más importante, son hermosos.

Fue injusto el trato que recibió Ollie siendo un recién nacido, afortunadamente demostró a todos que era solo una apariencia y en el fondo es un gato maravilloso.

Imgur

Es normal que cuando son recién nacidos tengan un aspecto extraño, pero eso no los convierte en fenómenos ni le da derecho a las personas a tratarlos mal, abandonarlos o hacer comentarios ofensivos por su aspecto.

Ojalá más personas se atrevieran a dejar de juzgar por las apariencias. No te olvides de compartir esta nota pues es la enseñanza que nos deja su historia.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!