Lo señalan por vivir con 6 serpientes, 3 geckos, 1 iguana y 1 araña, como si fueran sus hijos

Afortunadamente, cada vez son más las personas dispuestas a dar abrigo y cuidado a los animales en su hogar. Sin embargo, ¿qué sucede cuando se adopta como mascotas a especies poco convencionales, nada relacionadas con perritos o gatitos?

Prefirió dar abrigo a animales considerados exóticos

Bruno Henrique Dreher estudia Historia en la universidad, y es un declarado amante de los animales. A los 22 años de edad, tiene una gran responsabilidad en sus manos y es que está a cargo del cuidado de más de 10 animalitos que no son mascotas habitualmente.

Él es residente de Maringá, en el norte de Paraná, Brasil, y decidió acoger en su hogar a 6 serpientes, así como a 3 geckos, argumentando que con esta clase de animales se logra establecer un vínculo mucho más fuerte y profundo, en comparación con otras especies.

Los geckos se llaman Clarice, Celeste y Leonardo

“Es algo muy diferente. La conexión que creas con estos animales es muy fuerte. Conozco el comportamiento de cada una de mis serpientes, mis animales. Son como mis hijos reales porque vivimos juntos todo el tiempo. Para mí es muy especial”, asegura el joven.

Bruno combina su labor de padre con sus estudios en la Universidade Estadual de Maringá (UEM), así como el tiempo que dedica a su canal de Youtube llamado “Dreherlogia”, espacio en el que busca informar a la mayor cantidad de personas sobre la importancia del cuidado de los animales y su historia.

Las serpientes son Cassilda, Jade, Jilberto, Amelia, Laura y Velma

Según él, su propósito es estudiar a los animales desde su historia, para poder conocer adecuadamente su presente y así poder comprender y repensar cómo será su futuro, para evitar sucesos catastróficos e irreparables en la naturaleza.

Bruno también es tutor de 1 iguana y 1 araña. Él compró muchos de sus animales y otros los recibió como donativos, pero cuenta con el debido permiso para tener a cada uno de ellos en su hogar.

La iguana se llama Víctor y su tarántula, Francisco César

Sin embargo, las mascotas exóticas de Bruno lo han llevado a ser objeto de múltiples criticas en las redes sociales. Pese a que muchos internautas le apoyan incondicionalmente por su labor historiográfica animal, también son miles los que aseguran que los animales merecen estar en libertad, o vivir en instalaciones mejor adecuadas.

No obstante, no hay nada que detenga a este amante de los animales que ha adecuado su departamento para hacer sentir lo más cómodos posibles a sus hijos, además de poder acoger otras clases de animales necesitados de rehabilitación que posteriormente devuelve a la naturaleza.

Muchos lo han juzgado pero él afirma hacer lo correcto por el bienestar de los animales

Es un hecho que no todos los animales están preparados para vivir dentro de un espacio humano reducido y ningún ser vivo debería ser privado de su libertad.

Comparte este impactante caso que ha conmocionado las redes sociales y déjanos saber tu opinión.