Lorito adoptado decide usar la mascarilla de mamá como si fuera una hamaca para hacer la siesta

Las mascarillas adquirieron un papel fundamental durante estos años de pandemia, pero para un lorito la utilidad de estas no viene dada precisamente por protección sino por comodidad. Y es que, por hilarante que suene, esta ave y su mascota han encontrado cómo darle un mejor uso a los tapabocas antes de ser desechadas.

Las fotos de un lorito durmiendo en una curiosa hamaca improvisada ha causado mucha revuelo.Lorito

Saharat Pakmati tiene un espíritu tanto aventurero como proteccionista y los animales son sin duda su debilidad. Desde hace un tiempo adoptó a un lorito que se ha vuelto su compañero fiel y ahora comparten todo, hasta la mascarilla. Aunque él le dé un uso algo diferente.

Resulta que mientras la mujer viajaba en su automóvil por una carretera al este de Tailandia, al periquito se le ocurrió la brillante idea de mecerse como un niño sobre el tapabocas que transformó en hamaca.

Al principio el asunto parecía mero entretenimiento, pero después la diversión se convirtió en confort.

Kanom Krok, el ave, parece haber estado cansado del viaje y terminó tomando una breve siesta en la mascarilla mientras mamá continuaba conduciendo en la ruta. El momento fue tan tierno y a su vez tan divertido que Saharat decidió registrarlo en vídeo.

Pero vamos que antes de ponerse a grabar, obviamente la mujer detuvo el automóvil y eso es algo que se ve claramente en el vídeo. Aunque el clip sea de pocos segundos, se aprecia al lorito relleno en la mascarilla mientras que se mece plácidamente.

Interpretar la cara de un periquito puede ser algo difícil pero sus gestos demuestran lo a gusto que se sentía.

Mientras se mece, al lorito llegan a cerrársele sus ojitos y parece estar luchando contra el sueño. Quizás sea el cansancio del viaje, pues ¿A quién no le gusta tomar una siesta durante un viaje por carretera?

«Creo que mi ave debe haberse sentido cansada de pie, así que simplemente se acostó sobre la mascarilla», dijo Saharat Pakmatee en el momento de compartir la grabación.

Como dueña orgullosa, Saharat quiso mostrarles a sus amigos las ocurrencias de su perico y terminó compartiendo el vídeo en sus redes sociales. Lo publicó sin saber todas las reacciones que el clip desataría, pues no solo sus amigos lo vieron sino miles de personas. Y esto sin contar todas aquellas que ya lo han reproducido desde diferentes portales en internet.

Aunque como todo lo que se expone a una vitrina tan grande como los usuarios de una red social, hubo quienes se enternecieron y otros que simplemente rechazaron el asunto.

Roberto Ds, negó la noticia en Facebook y mostró su enojo por la situación al argumentar lo siguiente:

“Los pájaros no se supone que se tumben así. ¡Eso dañará gravemente su columna vertebral! La única vez que los ves en esa posición es cuando ya fallecen”, escribió.

Por otro lado, también hubo quienes se preocuparon por la integridad del lorito, pero a causa de lo frágil que son las cuerdas sujetadoras de las mascarillas. Para la usuaria Debbie Lutchma pensar en que las tiras podían romperse y el dormilón iría a parar al suelo del vehículo resultó algo preocupante.

Sin duda, pese a lo variado de los comentarios todos coincidieron en algo: la necesidad de proteger al periquito. Realmente estas son especies que no deberían vivir sino libremente y en sus hábitats. Al final del día, ese es el tipo de pensamiento que todos deberíamos conservar en la actualidad para que logremos convivir sanamente con cada especie animal, sin perjudicar sus vidas.

Aunque no se niegue que el vídeo tan curioso nos enternece, por los movimientos del lorito luchando para no dormirse. Solo esperemos que el ave se encuentre bien y lleve una vida segura.