Los curiosos patitos “aristócratas” salvan cosechas enteras mientras lucen su particular peinado

El mundo animal nunca dejará de sorprendernos. Hay muchas especies de las que todavía sabemos muy poco pero contamos con la magia del Internet para descubrir un sinfín de curiosidades. Últimamente, un gracioso pato se ha vuelto el centro de miles de comentarios.

Estos patos son considerados ligeros porque no suelen llegar a pesar más de 2 kilos.

A primera vista cualquiera pensaría que está utilizando una peluca o que le realizaron un extraño peinado.

Sin embargo, estos graciosos animales son así de manera completa natural y con su divertido estilo “aristocrático” se han robado muchos corazones. Se trata de una raza conocida como Pato de Bali.

Esta raza de pato es muy antigua e incluso hay representaciones prehistóricas de ellos en la isla de Java.

Con un simple vistazo es fácil comprender por qué muchos se refieren a ellos como patos aristocráticos. Tienen una graciosa cresta o copete en su cabeza que los hace muy especiales.

También tienen un enorme pico amarillo y patas anaranjadas así que rara vez logran pasar desapercibidos.

Los huevos de estos patos suelen ser de colo verde o azul.

A lo largo de los años, los patos de Bali se han propagado por todo el mundo ya que son maravillosos para las cosechas. Se comen las plagas que podrían dañar los sembradíos y ayudan a fertilizar. No pueden volar y viven tranquilamente en manada.

La mayoría de estos patitos son blancos, aunque también algunos marrones o crema.

Sin embargo, no todos nacen con su característico copete ya que se forma de una serie de genes que producen muchos problemas de salud. La mayoría de los huevos que tendrán patitos con cresta, pierden la vida antes de salir del huevo. Razón para valorar aún más la curiosa belleza de estos animales.

“Se cree que el gen que crea la cresta es un gen letal. Para superar esto suelen ser cruzados con otra raza y sólo el 50% tendrá este peculiar cresta”, aseguró un especialista sobre los patitos de Bali.

Recientemente, se han compartido una serie de imágenes sobre estos lindos patitos y las bromas no se hicieron esperar. Después de todo, parecen verdaderos personajes de la realeza en el siglo XVIII y al unir sus peinados con la forma de caminar de cualquier pato, parece imposible no terminar con una gran sonrisa en el rostro.

“Yo creo que los aristócratas del siglo XVIII reencarnaron en patos. Debemos preguntarles sobre los hechos de esa época”, bromeó un usuario en las redes.

Estos bonitos animales son una prueba más de la gran variedad y belleza que encontramos en la naturaleza. Aquellos que tienen cresta pueden necesitar de ayuda extra para lograr sobrevivir, de modo que debemos crear conciencia para ayudar a que esta curiosa especie no desaparezca.

¿Sabías que existían estos curiosos patitos? Comparte esta nota para dar a conocer el maravilloso estilo de los patos de Bali.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!