Los veterinarios se niegan a hacer todo por una gatita encontrada en la basura y termina ciega

Helen es una gatita ciega que fue abandonada en un contenedor de basura y no pensó que sobreviviría en condiciones tan extremas. Afortunadamente, los bomberos de una estación cercana la encontraron y se comunicaron con el refugio de animales local para pedir ayuda.

Enlaces patrocinados

El refugio la llevó a un veterinario local para que la evaluara, tenía graves problemas de salud, por lo que los veterinarios recomendaron dejarla marchar. Los oficiales de control de animales, sin embargo, se negaron a hacer eso. Se negaron a sacrificarla, confiaban en que debían darle una oportunidad.

Helen estaba condenada por los veterinarios, pero no se rendirían con ella

Los veterinarios hicieron lo posible por ayudarla, pero su vocación no llegó todo lo lejos que ella necesitaba. Finalmente, desistieron de salvarla y una infección respiratoria superior no tratada le dañó los ojos y la dejó completamente ciega. Pero gracias a la ayuda y el amor de todos en el refugio, Helen luchó por sí misma.

Su destino cambió cuando un oficial de policía llamado Amber le dio una segunda oportunidad, así como el hogar perfecto. A pesar de ser completamente ciega, eso no le impide vivir su vida y encontrar una existencia plena y feliz.

En este hogar encontró, además del amor de los humanos, a dos hermanos felinos maravillosos

Enlaces patrocinados

“Me enamoré de ella de inmediato. Ella era tan dulce y se merecía el mejor hogar ”, dijo Amber.

Amber ya tiene dos gatos rescatados, por lo que pensó que Helen sería la adición perfecta a su familia. Amber preparó todo para ayudar a la gata con necesidades especiales a adaptarse. Sin embargo, Helen se adaptó rápidamente a su nuevo entorno.

Helen juega con sus hermanitos como lo haría cualquier gata normal

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Helen, Rudy, Papi🌈 and Gus (@helenthefelon_rudy_papi_gus) el

Rápidamente memorizó la estructura de la casa y no tuvo ningún problema. «Sinceramente, no tengo que hacer nada diferente por ella de lo que se haría por cualquier gato».

Helen y sus hermanos peludos son los mejores amigos, pasan sus días haciendo todo juntos. Helen comenzó su vida con dolor, pero ahora está feliz y confiada en su nueva casa con su amada familia.

A pesar de su ceguera, Helen vive como una gatita normal

Enlaces patrocinados

La historia de Helen es una prueba de que todo gato merece tener una segunda oportunidad para disfrutar una vida feliz.

Salvar animales necesitados puede ser una de las experiencias más gratificantes del mundo. Ayudarles y darles una segunda oportunidad de una nueva vida feliz no es algo que se pueda comprar con dinero.

Su belleza es singular y su nobleza, tangible

Enlaces patrocinados

¿Te encanta esta historia? ¡Cuéntanos tu opinión en los comentarios a continuación!  Comparte este grandioso rescate y si quieres conocer más sobre las aventuras de Helen y sus hermanos, síguelos en Instagram.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!