Luchan por controlar la invasión de sapos gigantes que pueden ser letales en 15 minutos

Este año, que comenzó con los devastadores incendios en Australia y que actualmente se ve afectado por la pandemia mundial de coronavirus que ha cobrado 516 mil vidas.

Han sido diversos episodios los que han amenazado al ecosistema haciendo un cambio importante en la conciencia de los seres humanos acerca del cuidado que necesita el medio ambiente y sobre cómo preservar la salud.

Recientemente, la aparición de avispones asesinos causó alarma en la población, y ahora la noticia del hallazgo de sapos gigantes tóxicos alerta los habitantes de Florida en Estados Unidos.

Al sudoeste de Florida encontraron a estos sapos venenosos que pueden ser letales en el corto período de quince minutos.

Los ejemplares de esta especie han aparecido en la temporada de lluvias, casi nunca se había visto en la zona y pueden causar consecuencias mortales para las mascotas y para los seres humanos.

Este sapo suele habitar en lugares húmedos, se reproduce en grandes cantidades y se conoce con diversos nombres: sapo neotropical, marino, sapo de caña o sapo gigante.

Aunque lo que hace que sea letal son las glándulas venenosas que posee en todo el cuerpo y son altamente peligrosas para la mayoría de los animales.

Chris Bowland, experto en sapos, declaró en una entrevista para un medio de comunicación de Estados Unidos acerca del atemorizante hallazgo: “Tiene veneno por toda la superficie de su piel, a cada lado de la cabeza, e incluso en sus patas. Entonces, si una mascota e incluso un niño pequeño tiene contacto con él es altamente peligroso”.

El sapo gigante puede ser mortal en quince minutos después de tener contacto con la superficie de su cuerpo.

La sobrepoblación de la peligrosa especie debe ser controlada, así que el estado busca políticas para poder regular la invasión.

Un sapo hembra está capacitado para poner hasta 30 mil huevos de una sola vez en caños, estanques o lagunas, pueden reproducirse rápidamente en cantidades exorbitantes.

Estos sapos suelen arrasar con la fauna salvaje nativa, por eso atentan contra el ecosistema. Cada vez que aparece uno de estos ejemplares causan alarma por su alto poder destructivo.

La especie es nativa de América Central y del Sur, se adapta con facilidad a nuevos ambientes y pueden aparecen en lugares insospechados.

Además del riesgo para las especies nativas, los sapos gigantes emanan un veneno muy peligroso.

Para los ciudadanos del área de Florida invadida por estos sapos es aterradora la presencia de los animales capaces de atentar contra la vida de sus mascotas.

El veneno que segregan de su piel puede causarle a los seres humanos ceguera temporal y fuertes dolores en caso de que las toxinas entren al organismo por la boca o los ojos.

A pesar de que los sapos gigantes son muy temidos y peligrosos, en China, el veneno que segregan es muy codiciado, lo emplean para el uso de tratamientos de la medicina tradicional china, es usado como estimulante cardíaco, diurético y como remedio para la sinusitis y dolor de muelas.

Trascendió en los medios que las autoridades han contactado a expertos en exterminar plagas para acabar con los miles de sapos que invaden las áreas urbanas.

Aseguran que está resultando mucho más difícil de lo que pensaron controlar la invasión. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!