Luchan por subir a la camilla a un pesado San Bernardo que estaba a punto de morir de frío

El San Bernardo es una raza de perros acostumbrada a frío y a las largas caminatas debido a que son originarios de los Alpes Suizos.

Enlaces patrocinados

Por eso no es raro verlos tirando de trineos o ayudando en los rescates en medio de las más difíciles tormentas, pero en esta ocasión el asunto se ha invertido y una imagen inusual de un San Bernardo instalado en una camilla ha causado conmoción en las redes.

Se trataba de Beethoven, un peludo en apuros que debió ser rescatado.

Como rara vez ocurre, un San Bernardo no estaba en el papel de salvador sino de salvado, después de que la criatura quedara exhausta y al borde del colapso debido a una dura caminata en los Pirineos Orientales.

El hecho ocurrió a principios de febrero cuando Beethoven se encontraba de excursión junto a sus papitos humanos. El grupo había salido temprano de la estación de esquí de Formiguères en dirección a Camporells.

Tras caminar varias horas sobre la nieve blanda el peludo de 3 años cayó exhausto.

Beethoven pesa alrededor de 50 kilos y al hundirse en la nieve se deshidrató y terminó con un cuadro de hipoglucemia que le impidió dar ni un solo paso más.

Al ver que la situación se complicaba, el animalito no se podía levantar y ya casi iba a oscurecer, sus humanos decidieron pedir ayuda.

Enlaces patrocinados

Alrededor de las 6:00 pm el equipo de Bolquère integrado por cuatro rescatistas llegó hasta Font-Romeu para prestar auxilio, pero el asunto no fue tan sencillo debido al tamaño del perrito.

Ni los dueños podían con él.

Una vez en el lugar, debieron comenzar a lidiar con las complicaciones de este tipo de emergencias.

«Tuvimos muchas dificultades para mantener al perro en la camilla. Son camillas estrechas, destinadas a los humanos. El perro estaba tan estresado que sistemáticamente se alejaba», explicó Laurent Gatounes, una de las rescatistas.

Después de varios intentos la maniobra dio resultado, y alrededor de las 10:30 pm lograron sacar a Beethoven del peligro.

Enlaces patrocinados

«Nunca había realizado una intervención de este tipo en toda mi carrera. Con un perro, es mejor evitar salidas tan largas en tales condiciones de nieve.

Sin nuestra intervención, Beethoven probablemente habría muerto de agotamiento», dijo Laurent Gatounes

Aunque los San Bernardo tienen una imagen de rescatadores, realmente pueden verse afectados por el cansancio, y como cualquier otro perro pueden ser víctimas de los estragos de las temperaturas extremas.

Por fortuna, la oportuna acción de los rescatistas no permitió que el asunto pasara a mayores y, una vez recalentado y rehidratado, Beethoven está nuevamente de pie junto a su dueño.

No es bueno exponer a las mascotas a condiciones realmente extremas, comparte el caso de este perrito que puede ayudar a otros a prevenir. Nos alegra que haya tenido un final feliz.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!