Tras un doloroso pasado de maltratos, desafía a la muerte gracias al amor – Ahora cambia vidas

La presencia de ángeles en la tierra es maravillosa, son personas siempre dispuestas a llenar de calidez el alma del más necesitado con un corazón desbordado del más puro amor.

Este es el caso del perrito Lucho, su historia fue compartida por uno de nuestros lectores, quien quizo contarnos de primera mano su inspirador testimonio y ahora te lo damos a conocer.

Se trata de un maravilloso pooddle con parálisis en sus patas traseras, es una prueba fiel de la existencia de estos ángeles que logran hacer que cada día esté acompañado de un radiante amanecer.

Aunque la vida de Lucho estuvo marcada por una traumática vivencia, esto no le impidió hacer honor a su nombre y “luchar” aferrado a sus ganas de vivir.

A pesar de su dolorosa condición y desafiando la imposición de sus antiguos dueños, Lucho dejó un mensaje muy claro: “A lo único que no estaba dispuesto era a morir.”

El 12 de agosto del año 2012, este perrito fue sentenciado a muerte por quien era su dueño en ese tiempo. Decidió que lo mejor que le podía suceder a este perrito, que se encontraba en condiciones delicadas de salud, era dormir para siempre.

Para dar continuidad a su plan contactó a un veterinario que lo asistiera en esta solicitud.

Christian Heymann, un hombre ecuatoriano de 39 años y dueño de la clínica veterinaria en la cual trabajaba el médico que visitó a Lucho para evaluar su situación, expresó que su vida cambió después de conocer a este maravilloso amigo peludo.

“Lo medicamos y acordamos regresar al día siguiente para realizarle placas de rayos X y determinar las razones por las que no podía caminar.”

Según lo acordado, un día después, Christian envió al veterinario a la residencia de Lucho. Para sorpresa de todos, el dueño se negó a que el médico le hiciera la evaluación correspondiente.

“El dueño simplemente pidió que lo durmiéramos porque no se haría cargo de él”.

Pero la actitud de Lucho llamó poderosamente la atención del especialista, y le hizo la evaluación durante la cual siempre estuvo animado, tenía apetito para comer e incluso intentó morder.

Después de unas horas, Christian recibió la llamada de este especialista, quien le comunicó sobre la posible adopción y la fabricación de una silla de ruedas.

El equipo médico, lejos de cumplir con la petición del dueño de Lucho, vieron en él un hermoso perrito que necesitaba el tratamiento y cuidado necesario para llevar una vida normal y feliz.

Christian, sin dudar, aceptó la responsabilidad que su dueño no estaba dispuesto a asumir.

“Todos los animales merecen una oportunidad. Tener una mascota implica asumir la responsabilidad considerando que es un ser vivo que también requiere cuidados.”

Los resultados de los estudios realizados arrojaron que la parálisis de sus patas traseras fue por la rotura de la columna como consecuencia de un golpe. Este diagnóstico indicó que este perrito había sido víctima de maltrato animal y esto también justificaba su agresividad.

Christian narró que Lucho se arrastraba por el suelo, pasando por encima de sus heces y su orina. Esto le ocasionó un doloroso daño en la piel y en su cadera.

Sus heridas se regeneraron prácticamente en un mes gracias a los cuidados diarios y al uso de la silla de ruedas hecha de manera improvisada con tubos de PVC y ruedas auxiliares de bicicletas.

Lucho siempre mostró una actitud alegre, llena de ánimo. Cada día se fortaleció el vínculo de amor y cariño que iba creciendo entre los miembros de la familia, especialmente con Christian.

“El pequeño se integró perfectamente a su nueva familia de humanos y otros siete perros, pero no se despegaba de mi”.

Christian programó una rutina diaria que incluía la compañía de Lucho. Cada mañana se despertaba y lo acompañaba en sus visitas.

“Necesitaba ser estimulado para orinar, entonces me acompañaba para que yo pudiera estar pendiente de él.”

Lucho, definitivamente es un encantador de corazones. Todo aquel que llegaba a la clínica se enamoraba de este amigo peludo que irradiaba una deslumbrante actitud,  que se resumía en maravillosas y contagiosas ganas de vivir.

Christian no descansó en buscar la manera de crear una silla de ruedas que se adaptara a las necesidades reales de Lucho.

“Conocí a Carlos Tacuri, fanático del ciclismo y propietario de un negocio en Quito, donde se fabrican y se comercializan bicicletas. En una fusión de ideas, Tacuri fabricó una silla de ruedas con acero para Lucho.”

El forro para esta nueva silla fue elaborado por Jameela Valladares, dueña de una empresa de accesorios para mascotas.

“Después de tres intentos y algunos ajustes,  finalmente Lucho cuenta con una silla de ruedas perfecta para él.”

Desde entonces, se ha sentido más libre e independiente. Corre, salta y acompaña a Christian en maratones, desfiles de moda y otras actividades.

Aquí puedes ver el gran cambio de Lucho desde que le dieron una segunda oportunidad para vivir.

5 años de diferencia entre la primera y la última foto. Ahora el enano recibe tratamientos blanqueadores, hidratantes y ozono con aceites esenciales y bicarbonato para mantenerlo siempre en buen estado #lucho #spa #superhero #poodles #poodleworld #poodleofinstagram #disabled #poodlegram #disableddog #amoresperros #9gaganimal #walk #wuau #woof #wheels #wheelchair #dogs_features #dogsinwheelchairs #dogsofinstaworld #perrosecuador #winter2017 #cutepetclub #shout4shout #ilovemypoodle #ilovemypet

Publié par Lucho, poodle sobre ruedas sur jeudi 15 février 2018

La familia se mudó en enero del 2014 a Panamá por motivos de trabajo, donde viven felices.

Lucho no se separa de Christian, cada mañana van a trabajar juntos, participa en ciclismo conmig y es parte del DCT Dynamic Cycling Team de Panamá.

“El perrito es muy conocido en el medio. Hemos participado en algunas competencias, también en carreras y le gusta nadar. Ahora, después de cinco años, tiene un coche para movilizarse.”

La vida de Lucho y Christian cambiaron para bien, son felices y han tenido la oportunidad de tener experiencias de vida únicas, así como ayudar a fundaciones y conocer a muchas personas incluido Cesar Millan.

Si quieres saber más sobre la vida de Lucho, puedes seguirlo en su página “Lucho Poddle sobre ruedas” y en su cuenta de Instagram.

Instagram

Es una historia conmovedora, que muestra el verdadero alcance del amor que bien vale la pena compartir… ¡La medida del amor, es el amor sin medida!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!