Pide apoyo para despedir a su perrita y decenas de personas la acompañan en un emotivo homenaje

Decirle adiós a un ser querido es una experiencia que nadie quiere vivir, da igual sí se trata de una persona o de una mascota, es una triste experiencia que nos causa dolor, y Alison French, de 57 años, lo sabe muy bien tras la devastadora y obligada decisión de poner a dormir para siempre a su mascota.

En esta situación tan difícil Alison contó con el apoyo de 30 desconocidos que la apoyaron en la en la última caminata en Wallasey Beach, Merseyside, en Liverpool para la despedida de su Shih Tzu, de 14 años, quien padecía cáncer.

«Estoy discapacitada y he tenido a Looby desde que era bebé.  Realmente no tengo a nadie que me apoye, así que publiqué en algunos grupos locales para ver si alguien podía ayudarme a despedirme de ella”.

Esta madre en su publicación en su cuenta de Facebook dio la bienvenida a quien quisiera saludar a su amada mascota y a su vez despedirse de ella. Alison expresó que ese apoyo fue realmente conmovedor.

Alison publicó en las redes sociales que daría el último paseo con Looby por la playa y varios decidieron acompañar a esta madre discapacitada.

«La respuesta de la gente fue fantástica, cientos de personas compartieron la publicación y dijeron que vendrían a la playa».

La querida mascota de Alison fue puesta a dormir a las 4:30 p.m. del día siguiente a la emotiva caminata, tras haber luchado durante casi 3 años contra el cáncer de linfoma.

La perrita desafió los pronósticos de los veterinarios quienes dijeron que viviría solo unas pocas semanas después de su diagnóstico.

«Gracias a todas las mujeres, hombres y niños cariñosos que me apoyaron a superar este momento. Todos ustedes fueron maravillosos, atentos, cariñosos y realmente muy serviciales».

Después de que Looby cerró sus ojos para siempre, Alison manifestó su agradecimiento a todas las personas que dedicaron un tiempo para acompañarla en esos pasos tan tristes y difíciles.

“Looby, fuiste brillante para mí. Te extraño mucho, pero al menos estás en el cielo ahora sin dolor. También puedes comer lo que quieras allá arriba porque no te gustaba la comida para perros”.

Muchos usuarios de Facebook se manifestaron sus condolencias y extendieron su mano amiga para ayudarla a superar este gran dolor.

“Le envío mucho amor y consuelo, desearía poder aliviar su dolor”, dijo un usuario.

Es muy cierto que una mascota no sustituye a otra, pero afortunadamente, Alison tiene a Lola, una hermosa perrita, a Luna e Isla, dos tiernas gatitas que le hacen compañía en estas horas llenas de nostalgia por la ausencia de Looby.

Es una historia muy conmovedora, comparte con tus amigos esta caminata llena del más puro amor como una muestra de solidaridad con esta madre.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!