Madre gata montés visita el patio de una mujer para relajarse y amamantar a su cría

El avistamiento de animales salvajes en lugares poco comunes es un fenómeno que se agudizó a raíz de la pandemia y en esta ocasión una gata montés en compañía de su cría fueron vistos por una mujer que decidió grabar la peculiar escena.

Quizás esta no sea la primera vez en que escuchemos noticas como estas, pero cuando eres tú quien recibe a una familia como esta es obvio que te sorprendas.

La gata montés se echó plácidamente en una propiedad, mientras cuidaba a sus pequeños.Gata

Kathy Maniscalco es una residente de Santa Fe en Nuevo México (Estados Unidos), y fue sorprendida cuando notó que en su patio trasero una gata bastante particular había llegado a reposar.

Se trataba de una familia de gatos monteses, la madre junto a su cría decidieron explorar el sitio e instalarse en casa.

La mujer grabó diferentes vídeos en los que aparece la familia. Todos los hizo desde el interior de la casa pero gracias a la puerta de cristal tuvo una panorámica completa de la gata y sus pequeños.

A Kathy le sorprendió porque es la primera vez que experimenta algo parecido y en algún momento se sintió insegura de que la gata montés pudiese atacarla al sentirse observada, pero nada de eso sucedió.

Parece que la madre entendía que la invasora era ella.

Pese a saber que no estaba sola, la gata decidió echarse en el porche para tomar un poco de sombra y lo más sorprendente es que junto a ella le siguieron sus tres pequeñines.

De pronto, ante los ojos de Kathy, la cría comenzó a alimentarse. Por increíble que parezca el nivel de confianza de esta madre fue tan alto que no tuvo temor de ser amenazada.

Los gatos monteses son felinos salvajes que difícilmente dejan verse por los humanos.

En la grabación hecha por Kathy se ve a los pequeños alimentarse y posteriormente retozar en su porche con completa confianza. Después de esto incluso comienzan a explorar, mientras la gata los observa como toda una madre orgullosa de su cría.

No cabe duda de que la naturaleza nos regala los más tiernos momentos.

Aunque en la grabación que compartió en Facebook solo se muestran tres gatitos, Kathy aclaró que la camada era en realidad de cinco pero los otros dos parecían ser grandes exploradores.

Mientras sus hermanos comían los otros chicos no dejaban de explorar la propiedad.

Para la mujer esa visita fue un completo placer, no todo el mundo tiene la oportunidad de presenciar escenas como estas en su vida.

“Pudimos ver sus hermosas barriguitas manchadas y la mamá que las limpiaba. Todo fue tan increíble. No podía creer lo que veía porque estaba literalmente a centímetros de distancia de ellos. No les importó en absoluto que mi iPhone los grabara”, dijo Kathy en Facebook.

Esta mujer confesó que no podía dejar pasar la oportunidad sin grabar un lindo recuerdo de la escena y por eso sacó su teléfono para capturarlos.

“Unos bebés que estaban tomando su merienda de leche. Pensé: ¡Oh, esto es demasiado bueno para ser verdad! ¡Qué regalo! Así que grabé pequeños videoclips y cuando dejaron de alimentarse, en otro vídeo que publiqué comenzaron a jugar y a relajarse”, confesó Kathy.

La gata con sus pequeños duraron un largo tiempo en la casa de Kathy hasta que decidieron marcharse. Parece que ya habían tenido suficiente descanso por ese día y era momento de volver a su vida salvaje, claro que no sin antes agradecerle a la propietaria por haberles prestado su casa para descansar.

La familia se fue pero a la mujer y al mundo le quedó este vídeo.

Kathy hizo lo propio al no exponerse y llevar la visita con normalidad. Aunque confiesa que sintió temor en un par de ocasiones, la alegría por lo que estaba presenciando no le permitió más que seguir disfrutando la visita. Agradecemos su comportamiento tan respetuoso y amigable con la vida salvaje, justo la calidad de personas que todos los hombres deberían de ser.

Estos avistamientos son extraños pero no imposibles, así que lo mejor es copiar la actitud que tuvo esta buena mujer.