Una mamá pide prestado el gato perfecto para una fiesta temática para sus hijas y se hace viral

Cuando éramos pequeños lo más importante de nuestro día a día fueron los dibujos animados, y es que estos carismáticos personajes se convierten en figuras ideales para ser parte del aprendizaje y diversión de miles de niños alrededor del mundo.

Para los padres, estos personajes pueden ser una ventaja o desventaja, porque a veces el fanatismo por ellos es tan grande, que deben hacer cosas inimaginables para hacer realidad los deseos de su pequeño. Este es el caso de una enfermera estadounidense que es madre de dos niñas, una de cuatro, y otra más pequeña de dos años, y ambas adoran al gato naranja más conocido del mundo, Garfield.

Garfield es mundialmente conocido por odiar los lunes y amar la lasaña, y bajo esta temática, Clara Edwards, decidió realizar una cena especial de lasaña para sus hijas. Sin embargo, una de ellas se enojó, e incluso lloró porque creía que el famoso felino naranja estaría cenando con ella.

Edwards no se explicaba cómo su hija llegó a la conclusión de que el gato sería parte de la cena, pero ella haría que el sueño de su hija se hiciera realidad. Aunque no pudiese darle vida a una caricatura, y tampoco tienen un gato como mascota, la mujer decidió hacer varios volantes que pegó en la ciudad con una curiosa petición.

Sin duda alguna, el panfleto llamó la atención de muchos en la ciudad de Oklahoma, localidad donde son residentes, por su inusual petición.

En el escrito decía que solicitaban a un gato naranja prestado, por un lapso de 24 a 48 horas, con motivo de la fiesta de lasaña al mejor estilo de Garfield. Una de las ciudadanas sorprendidas fue Laureen, que le tomó una foto al panfleto y lo compartió en su cuenta de Twitter, haciéndose rápidamente viral, alcanzando a tener más de 10 mil retuits y cientos de comentarios.

Entre los comentarios se encuentran múltiples fotografías de gatitos naranjas luciendo hermosos, otros reían sobre la particular búsqueda de Edwards, y otros se preguntaban porque la familia no adoptaba algún gatito. Pero en el mismo panfleto, Clara especifica que no están interesados en adoptar a una mascota.

Los días pasaron, pero afortunadamente la familia Edwards encontró a unos dueños que querían que su felino fuera parte de esta actividad, y el gato era perfecto para interpretar a Garfield en la cena con sus pequeñas. Las dos niñas estaban muy ilusionadas con este evento debido a que no tienen ninguna amistad aparte de ellas.

Así fue como el pasado 11 de agosto, las pequeñas comieron con su ídolo, en una mesita de juego perfectamente decorada, las dos niñas a los lados y Garfield en el centro, mientras todos disfrutaban de un delicioso plato de lasaña, ya que es el favorito de Garfield. Después de la cena, el gatito fue devuelto, y las niñas estuvieron muy felices por la experiencia vivida.

Puedes ver la historia de esta inusual pero increíble fiesta, a continuación:

Este es un claro ejemplo de que los animales siempre son capaces de mejorar cada momento de nuestra vida y hacerlos genuinamente especial.

Ojalá un día, esta familia se anime a adoptar a una mascota y hacerla parte de su familia para que esta hermosa experiencia sea para toda la vida.

Twitter / swallownurse

¿Te gustaría hacer una fiesta temática de tu animal favorito? Coméntanos y comparte esta noticia con tus amigos.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!