Mamá ciervo se acuesta junto a una mujer para hacerle saber que busca ayuda desesperada

Los animalitos salvajes pueden ser más educados e inteligentes de lo que muchos creen y Eva es el testimonio vivo de este hecho. Esta adorable mamá ciervo acostumbra a visitar el patio trasero en la residencia de una familia, durante su tradicional aventura de migración.

Ella y su pequeño rebaño se habían acostumbrados a la interacción respetuosa con los humanos. Los residentes de la zona sabían de los grupos de ciervos que suelen transitar por el lugar así que los observaban desde cierta distancia, sin evadir su espacio.

Sin embargo, un día en el que Eva estaba en apuros tuvo una reacción bastante inusual y de este modo le hizo saber a una mujer que se encontraba herida.

Al parecer, Eva había sufrido alguna lesión mientras corría por el bosque pues unos rasguños en su lomo así lo delataban. En primera instancia la mujer no comprendía exactamente  lo que sucedía pero era claro que Eva necesitaba ayuda e intentaba comunicárselo.

Las heridas de Eva no resultaron profundas pero fue realmente hermoso saber el lazo que la salvaje criatura estableció con los dueños de la casa. A tal punto de pedirles ayuda cuando ella consideró necesario.

Por ese motivo, la mujer decidió compartir el evento con los cibernautas a través de las redes sociales.

“Nuestra amiga de los ciervos salvajes Eva es la matriarca de su rebaño, y vivimos en el área de migración tradicional del rebaño. Durante muchos años, la manada nos ha «adoptado» y aprecian enormemente que no nos preocupemos porque coman del trébol que plantamos o cualquier otra vegetación. A veces, cuando notamos un ciervo en problemas, ayudamos”, escribió.

Además, la amorosa rescatista publicó un vídeo en el que se muestra a Eva herida siendo atendida de forma muy cordial y amistosa. No cabe duda de que la cierva sintió una lazo especial con estas personas, así que nos alegra enormemente que la hayan podido ayudar y aliviar un poco su dolor.

Con un poco de ungüento, Eva logró recuperarse y además fue una paciente muy dócil porque en ningún momento se resistió a recibir los cuidados.

Sólo Mira lo increíblemente relajada que estaba cuando fue atendida.

Al final del vídeo, vemos a Eva completamente recuperada y en compañía de uno de sus ciervitos. Así que nos encanta saber que su confianza la llevó a buscar la ayuda en el lugar indicado y el asunto no pasó a mayores. ¡Gracias a esas personas que con amor decidieron atender a esta amiguita en apuros!

Estas son las historias que nos alegran el día. Comparte esta nota y no te quedes tu sólo con esta tierna historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!