Mamá gata lleva a su pequeño gatito enfermo al hospital confiando en que los médicos lo atiendan

La sala de un hospital y una gata se convirtieron recientemente en el centro de las miradas de millones de usuarios de las redes sociales del mundo. La abnegada madre felina llevando a su cachorrito enfermo a urgencias, mientras esperaba a ser atendida, ha conmovido a miles de personas.

Las imágenes de la desesperada gata y su pequeño fueron tomadas en la sala de emergencias de un hospital para humanos.

hospital

La increíble escena que tuvo lugar en Estambul, Turquía, fue compartida por Merve Özcan, y muestra a los paramédicos rodeando y acariciando con amor a la pobre minina.

Por fortuna para ella y para su bola de pelos, el pueblo turco es conocido por su amor y respeto hacia los animales en situación de calle.

Apenas la vieron ingresar por la puerta principal, los médicos se pusieron a su servicio y los ayudaron en todo.

Hoy estábamos en la sala de emergencias del hospital cuando una gata trajo corriendo a su gatito en la boca”, escribió Merve Özcan, mismo quien compartió las fotos originalmente.

hospital

Gracias a los buenos oficios de los miembros activos de la institución de salud, hoy en día el gatito se encuentra fuera de peligro.

No hizo falta hacerle una evaluación demasiado exhaustiva, ni tampoco un estudio computarizado.

Esta muestra de amor maternal a prueba de fuego al día de hoy cuenta con más de 82 mil pulgares alzados en Reddit. La verdad es que, la gata con su hijito en el hocico conmovió a mucha gente.

Según revelaron varios medios de comunicación locales, los médicos no tardaron en intervenir.

Rápidamente chequearon al gatito, mientras tanto, la gata siguió a su bebé celosamente por todo el hospital y jamás lo perdió de vista.

Paralelamente, mientras el pequeñín recibía la atención que requería, la hermosa peluda fue alimentada con leche y un buen plato de comida. Esto la relajó bastante y permitió a los especialistas realizar su trabajo más cómodamente.

Tras la intervención de los médicos, tanto la madre como su hijo terminaron por ser trasladados a un veterinario.

Al llegar al sitio, ambos fueron recibidos con la misma atención y consideración que en aquel hospital para seres humanos.

Muchas fueron las palabras de elogio y alabanza para con estos hombres y mujeres de gran corazón. La verdad es que, el personal sanitario del hospital de Estambul fue muy gentil y efectivo a la hora de colaborar con estos dos tiernos animales.

Millones de cibernautas sintieron vibrar su corazón de emoción, e incluso hubo quienes recordaron con afecto historias propias.

En todas ellas se observa el espíritu altruista de los turcos a la hora de ayudar a las mascotas en peligro. Son conocidos por dejar comida y agua para los animalitos callejeros.

Esto ocurrió en mi ciudad con una gata que iba a parir. Tenía problemas, así que fue andando al hospital y comenzó a maullar. La ayudaron y ahora es la mascota del médico que llamó al veterinario”, comentó un usuario.

Se trata de una historia sencillamente espectacular, que da cuenta del amor que se tiene por un hijo.

Pero, además, una que nos llena el corazón de esperanza en la humanidad y es que, definitivamente, sí es posible vivir en un mundo mejor para todos.

¿Y a quién no le gusta ser atendido y tratado con amor y con respeto? Muchas veces nos olvidamos de que compartimos este planeta con otros seres, seres que también tienen necesidades.

Nunca, por ningún motivo los consideremos inferiores a nosotros, pues es mucho lo que tienen para enseñarnos. Cada perro, cada gato, posee una luz interior particular que nos ilumina la vida. Por eso, nuestros compañeros perfectos nunca tienen menos de cuatro patas.