Mamá gata protege a sus gatitos en el patio pero cuando llega la ayuda huye sin sus pequeños

Una amorosa mamá gata estaba haciendo todo lo posible para mantener a salvo a sus cuatro gatitos mientras vivía en el Bronx, Nueva York. Su situación de vida era inestable e insegura, pero la gatita estaba decidida a mantener seguros a sus bebés.

Los guardó en un patio sucio, sin embargo estaba ansiosa y desesperada por ayuda. Afortunadamente, una organización de rescate acudió en su apoyo cambiando su vida y la de sus bebés para siempre.

Este no es un buen lugar para una familia de gatitos

Little Wanderers NYC es un grupo de rescate en la ciudad de Nueva York que se centra en rescatar a «los gatos más necesitados en las zonas más difíciles de Nueva York». Cuando recibieron noticias sobre la mamá gata en el Bronx con cuatro gatitos jóvenes, sabían que tenían que salvarla a ella y a sus bebés.

Una voluntaria de Little Wanderers, Ariana, inmediatamente se puso en acción y fue a llevar a la pequeña familia a un lugar seguro. Después de varias horas de buscar en el vecindario en el que habían sido vistos, Ariana finalmente dio con el paradero de la familia de callejeros.

Desafortunadamente, la mamá tenía mucho miedo de la gente y se escapó antes de que Ariana pudiera llevarla a un lugar seguro. La rescatista se sintió aliviada de al menos poder encontrar y rescatar a todos los pequeños gatitos, pero sabía que también tenía que salvar a su madre.

Había trabajado muy duro para mantener seguros a sus bebés, pero también merecía estar a salvo y cuidada.

¡Los pequeños estaban sanos a pesar de su paso por las calles!

Antes de abandonar el área y poner a los gatitos en un lugar fuera de riesgo, Ariana colocó una trampa segura y humana para la madre vagabunda con la intención de regresar a la mañana siguiente y con suerte poder salvarla.

A la mañana siguiente, Ariana regresó para encontrar a la gatita en cuestión sana y salva dentro de la trampa. Ella trajo a la madre con ella, emocionada de reunirla con sus bebés, a quienes otra voluntaria del rescate, había atendido muy bien.

Antionette, la encargada de las crías, había traído a los pequeños gatitos a casa con ella y se aseguró de que estuvieran limpios, alimentados y cómodos. Los gatitos estaban muy felices de ser mimados y, a pesar de haber vivido en la calle, estaban sanos y activos y les encantaba explorar su nuevo hogar de acogida.

La mamá gata no confiaba completamente en los humanos que la rescataron, pero se alegró cuando se reunió con sus gatitos. Las crías estaban encantadas de ver a su madre y corrieron a su lado.

A la gatita se le dio el nombre de Remony, y aunque le tomó un tiempo, lentamente comenzó a sentirse más cómoda con los humanos. Ahora, mamá y sus gatitos están prosperando y disfrutando la vida en hogares de guarda. Y los chiquillos son cada vez más grandes y aventureros cada día.

Les encanta jugar y explorar, y la pequeña familia finalmente tiene todo lo que necesita para estar seguros y felices.

Remory y sus gatitos están felices a la espera de sus hogares para siempre

Si te encanta saber que una familia de gatitos se encuentra completamente fuera de peligro, entonces no dudes en compartir esta historia.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!