Más de 1000 criaturas de esta especie en grave peligro son hallados misteriosamente sin vida

Un animal está en peligro de extinción cuando quedan muy pocos ejemplares en el medio silvestre y existe un alto riesgo de que la especie desaparezca. Las alarmas se encendieron esta vez en Guinea-Bissau, al encontrarse más de 1000 buitres encapuchados muertos por causa aún desconocida. La información fue difundida por la Fundación para la Conservación del Buitre (VCF, por sus siglas en inglés). 

Las autoridades de Guinea-Bassau reconocieron a finales de febrero que cientos de buitres han muerto por razones misteriosas en los últimos días. Asímismo recomendaron a la población evitar el contacto con las aves rapaces para no contaminarse y esperar los resultados de los análisis de los veterinarios. 

El fenómeno ha afectado a varias regiones, entre ellas a Bafatá, en el centro-norte de Guinea-Bissau. Los buitres fueron encontrados muertos cerca del matadero principal de Bissau, donde suelen aglomerarse para alimentarse de restos de carne putrefacta.  

«Los buitres burbujeaban desde sus picos mientras morían y parecían buscar agua», señaló un miembro de la VCF.

Quedan muy pocos buitres encapuchados en el mundo y su peligro de extinción es inminente

Las autoridades de salud y funcionarios estatales tomaron la decisión de incinerar los cadáveres de los buitres lejos de las áreas habitadas. Esto se realizó para evitar la propagación del brote no identificado hacia otros animales y la población humana. 

«Este incidente de mortalidad sin precedentes y significativo representa un duro golpe para el estado de conservación ya vulnerable de los buitres en África, tanto a nivel regional como nacional», dijo la VCF en un comunicado.  

Varios grupos ambientalistas han elevado su preocupación pues existen 23 especies de buitres en todo el mundo, pero la especie de buitre encapuchado (Necrosyrtes monachus) está actualmente registrada como «en peligro crítico». 

«Los buitres evitan la propagación de muchas epidemias. Evitan que se extienda ciertas patologías al comer animales que han muerto de enfermedades infecciosas», aseguró Anadolu Emin Kurukeu, experto en vida silvestre de la Fundación Mundial de la Vida Silvestre. 

Las investigaciones continúan con respecto a la muerte de los rapaces ya que en un primer momento se sospechó que se trataba de un caso de envenenamiento masivo, pero no hay evidencia al respecto. Se tomaron muestras y están siendo analizadas en un laboratorio en Dakar, Senegal, para descartar si se trata de gripe aviar.  

Por otra parte, los buitres deben sortear ciertas amenazas derivadas de creencias y surpersticiones de algunos grupos humanos que consideran que la carne de estos animales es saludable y posee propiedades beneficiosas.  

Los pobladores de las islas Bijagós, en la costa de Bissau, creen que las muertes de los buitres son producto de una maldición.

Para ellos este animal es un tótem, por lo que frecuentemente sacrifican pollos en ceremonias y derraman aceite de palma en los altares para conjurar el maleficio. 

Comparte con tus conocidos y amigos esta preocupante noticia y coméntales lo importante que es para el ecosistema mundial y, por consecuencia, para toda la humanidad la conservación de sus especies de animales.  

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!