Su dueño dijo que «tropezó con una grieta de la calle», pero por suerte testigos lo vieron todo

Recientemente en Central Park, en una mañana que parecía normal, Max, el caballo de carruaje colapsó al suelo. Los testigos que presenciaron este acontecimiento dijeron se veía cansado y que no se encontraba en condiciones de trabajar así.

Una persona que vio el colapso de Max tomó fotos, estas imágenes fueron enviadas a NYCLASS, un grupo de defensa que desea que se termine el uso de caballos de transporte en la ciudad de Nueva York.

Por eso, Chris Emanus, conductor del carruaje, respondió rápidamente a la preocupación de la gente con la excusa de que el caballo posiblemente tropezó con un grieta en la calle.

Luego continuó diciendo que estas cosas ocurren muy a menudo en los caballos de carruaje. Jill Carnegie, portavoz de NYCLASS, no estaba dispuesto a aceptar su explicación, pues dijo que había testigos que dijeron haber visto que Max tenía dificultades para respirar antes de desmayarse.

No es “normal” que los caballos tropiecen, estas cosas no se ven a menudo, dijo Carnegie, alegando que tristemente situaciones como estas no son denunciadas.

«Si Max simplemente tropezó, ¿por qué se tendió en el suelo? ¿No debería haberse levantado?»

NYCLASS ha pedido para este caballo una investigación formal y profunda, pues Max se mostró muy enfermo ante los testigos, presentaba dificultades respiratorias y dio unos pasos un poco torpes para luego desplomarse en el suelo.

Casos como estos no son denunciados, por lo que NYCLASS exige y está haciendo todo lo posible para que el caso de Max no quede inmune y se sepa con exactitud qué le sucedió ese día y cuál fue la razón por la que se desmayó.

Los caballos de transporte no tienen una vida fácil, entre las duras tareas que deben realizar día tras día, son obligados a trabajar sobre el asfalto al menos 9 horas al día, tienen que caminar en medio de el tráfico, aspirar el contaminante humo de los autos; además de esto lidiar con el ruido de la ciudad, son obligados a trabajar sin importar si hace frío o calor.

Por muy divertido que parezca usar este medio de transporte, es importante saber que una de las maneras de erradicar esto es que los usuarios de los caballos de carruaje dejen de usar este medio; si todos contribuimos en no usar carros tirados por caballos, disminuiría la cantidad de caballos de transporte en la ciudad.

Comparte esta noticia para que poco a poco la gente entienda que, por muy romántico y fresco que esto pueda parecer, es maltrato animal.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!