Estos son los mejores pasajeros que toda aerolínea quisiera transportar en sus vuelos

Viajar en avión ya no es sólo para reyes y grandes empresarios con acaudaladas cuentas en los bancos. Hoy, gracias a la gran oferta de aerolíneas que hay en todo el mundo, es más común que un ciudadano “común” utilice el servicio.

Y con el aumento en el número de pasajeros, también se han producido cambios en las exigencias y servicios que brindan las aerolíneas.

Es cierto que en los aviones y jets privados las restricciones sólo las ponen sus dueños y los pilotos y es posible que hayan viajado de todo tipo de animales en ellos. Pero en los vuelos de línea no es tan común que viajen otros animales que no sean perros o gatos.

Este koala recibe un servicio de primera clase.

¿Pingüinos en el avión? ¿Hacia dónde volarán?

Esta hermosa canguro tiene tratamiento de reina.😍

¿Un pavo conduce el avión?

Pero incluso los perros y gatos no viajaban en los aviones junto a los pasajeros hasta que hace muy pocos años las empresas comprendieron que las mascotas sufrían mucho viajando en la bodega con las valijas, especialmente por las malas condiciones del lugar, pues eran ambientes no climatizados y con falta de aire.

Sumado a eso, no era lógico que allí viajaran los perros lazarillos o de compañía de las personas discapacitadas, puesto que no podían ayudar a sus dueños arriba del avión.

¿Te imaginas viajar con este amigo en el asiento de atrás?

Este canguro se prepara para dormir durante todo el viaje.

Parece que los pingüinos son muy populares en los aviones.😂

¡Este pato está preparado para todo!

Una cacatúa viaja cómoda con su dueña.

“Alguien trajo un caballo llamado Apple a uno de nuestros aviones como mascota ‘de apoyo emocional'”, dice le mensaje junto a la foto.

Pero, como dijimos, en los aviones no sólo viajan perros y gatos. También lo hacen otros animales, como canguros, serpientes, loros, pingüinos, grandes felinos, koalas y aves de rapiña. Sí, aunque parezca extraño, también aves de rapiña como halcones.

A principio de este año se hizo viral la foto que mostraba a 80 halcones viajando en un avión de Qatar Airways.

El dueño de los halcones es un príncipe saudí que pagó los 80 pasajes para sus compañeros de vuelo, los que utiliza en cacerías. A nuestro pensamiento occidental este suceso es muy extraño, pero en el Medio Oriente los halcones son mascotas muy comunes y viajan con sus dueños.

Esta es la foto de los 80 halcones, que se viralizó

“Sólo se permite el transporte de halcones en cabina de turista, y siempre y cuando lleven una capucha durante todo el trayecto. Los clientes sólo podrán transportar en cabina un halcón por persona. Se atará una cadena o una cuerda a una de las patas del ave y se asirá de forma segura al propietario para evitar que el animal pueda volar”, advierte la página web de la aerolínea.

También Lufthansa Technik ha dado un paso más y ha creado Falcon Master, un sistema que cuenta con una barra para que el halcón se apoye cómodamente y una bandeja que asegura la higiene de los asientos.

Pero el primer vuelo en llevar un animal “no convencional” se realizó en 1909. John Moore Brabazon fue un pionero de la aviación británica que realizó vuelos muy recordados por su audacia, pero el más recordado lo realizó el 4 de noviembre de ese año, cuando voló en Leysdown acompañado de un cerdito en una canasta que llevaba el cartel “Soy el primer cerdo volador”.

Lord Brabazon viajando con el primer cerdito volador de la historia.

¿Es posible viajar con todos estos animales en la cabina? Pues las fotos muestran que, con el permiso de la aerolínea, muchas personas pueden viajar con los animales en sus asientos.

Después del certido de Lord Brabazon, otros han disfrutado de los viajes en avión.

¿Esta serpiente acompañaba a alguien o apareció en el avión? 🤔

¡Más pingüinos!

¿No es adorable este pequeño chita?

¿Y a tí te ha pasado volar con algún acompañante “poco común”? ¡Comparte tu experiencia!

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!