Mientras conducía logra ver una bola de pelos atascada en la autopista y decide regresar

Cuando Kristyn Gamblain se dirigía por la autopista camino a su trabajo se encontró con una bola negra que apenas se podía ver en la base de una de las barreras de la autopista.

Solo vio la bola por un segundo antes de que se perdiera de vista de nuevo, pero mientras continuaba su camino fue invadida por un pensamiento que no pudo ignorar. Desde ese instante no dejó de pensar si esa bola negra borrosa se trataba de un pequeño gatito que estaba en problemas y necesitaba ayuda.

Aunque solo era una presunción, Kristyn no pudo evitar sentir que acababa de dejar atrás a un gatito que estaba en peligro, no lo pensó más y rápidamente se dio la vuelta.

Fue difícil recordar exactamente dónde había visto al posible felino, por lo que redujo la velocidad un poco, aunque eso causara cierta molestia a los conductores que venían atrás de ella.

Finalmente, vio la bola negra difusa de nuevo y se detuvo con mucho cuidado a un lado de la carretera.

Cuando se bajó del auto, en cuestión de segundos, Kristyn se dio cuenta de que sus sospechas no estaban equivocadas. La bola negra peluda era un pobre gatito que estaba atascado en la defensa de la autopista, necesitaba ayuda para liberarse.

De alguna manera el pobre animalito se había atorado en el pequeño espacio que hay entre una barrera y otra. La mitad de su cuerpo estaba atascada y la parte inferior sí podía moverla libremente, que fue justamente lo que vio Kristyn mientras conducía.

“Yo estaba realmente incrédula, no salía de mi asombro de que estuviera realmente vivo”, dijo Kristyn.

Mientras Kristyn intentaba averiguar cómo podía liberar al gatito de manera segura, la oficial Bennet, quien patrullaba carreteras, vio lo que estaba sucediendo y se acercó para tratar de ayudar en el delicado rescate.

Unos minutos más tarde, algunos autos policiales se detuvieron para desviar el tráfico y garantizar la seguridad del rescate.

Kristyn estaba encantada de haber atraído a todo un equipo para ayudarla a liberar al gatito. Finalmente, y después de muchas maniobras lograron liberarla suavemente. Todos aplaudieron y celebraron.

Kristyn estaba tan agradecida de haber confiado en sus instintos y haber regresado para ayudar.

“Dio un pequeño maullido después de ser liberado y luego se enterró en mis brazos, honestamente parecía un poco conmocionado pero aliviado», dijo Kristyn.

Uno de los oficiales le preguntó a Kristyn si planeaba quedarse con el gatito e inmediatamente dijo que sí, a pesar de que la semana anterior había adoptado a otro gato. Kristyn nombró a su nueva mascota Jersey.

«¿Cómo podría no hacerlo cuando pasé 45 minutos rescatándolo?», dijo Kristyn.

Kristyn no había pensado adoptar otro gato, pero tan pronto como vio a Jersey, supo que estaba destinado a ser para ella.

Ahora Jersey vive felizmente en su nuevo hogar y no podría estar más feliz de que su madre la haya visto ese día y nosotros también. Compartiendo su milagrosa historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!