Miles de visones inocentes están siendo sacrificados por temor a contagios de coronavirus

El mundo entero está desesperado por la pandemia de COVID-19, la situación ha llevado a desconfiar de todo, incluso de los animales como fuentes de contagio. Países Bajos no escapó de ello, y por decisión gubernamental se terminó con la vida de mil seiscientos animalitos.

Comenzando el mes de junio el Ministerio de Agricultura informó a través de un comunicado público que se había levantado un brote de coronavirus en una granja de visones en Holanda, y de inmediato se activaron las alarmas para actuar ante la amenaza.

De acuerdo a la información emitida, un trabajador de la granja contrajo la enfermedad por intermedio de los visones. Por esa razón, los mecanismos y protocolos sanitarios, así como otras restricciones fueron puestas en acción rápidamente.

Cualquier alerta en ese sentido se considera “peligro para la salud pública” y el gobierno actúa con contundencia. De allí surgió la drástica decisión de quitar la vida en la granja Deurne, a mil seiscientos visones hembras y sus cachorros usando dióxido de carbono, para no dañar su piel.

«Estos animales están enfermos. Por eso son sacrificados y eliminados en las instalaciones de Son, porque no queremos que el virus se propague aún más», dijo Benno Bruggink, responsable de la Autoridad Holandesa de Seguridad de Productos Alimenticios y Consumo.

Las 140 granjas de visones existentes en Países Bajos aportan un alto rendimiento económico en detrimento de la diezmada especie. El ministerio espera que este tipo de empresas dejen de funcionar en su totalidad y por su cuenta en 2024.

La acción se ejecutó a pesar de los reclamos y solicitudes emitidas por organizaciones que defienden los derechos de los animales. Y se seguirán aplicando en las granjas restantes para detectar y evitar posibles brotes del nefasto virus.

¡Son seres vivos y deben ser respetados!

Por desgracia, la suerte de los visones esta signada por muy malos augurios, si no desaparecen por temor a convertirse en focos de contagios de COVID-19, terminan como materia prima para la confección de abrigos y artículos de la industria de la moda.

Cuando la noticia fue publicada en las redes sociales no se hicieron esperar los comentarios emitidos por descontentos usuarios en contra de lo sucedido. La mayoría se avocó a la defensa y protección de los animales y de los equilibrios ecológicos.

“¡Por eso estamos como estamos, ahora vamos a acabar con el ecosistema! Yo entiendo que es difícil quedarse en casa sin generar ingresos, pero creo que solo se trata de ser conscientes y tomar las medidas posibles para evitar contagios, no acabando con los animales.

Esperamos que las personas cumplan las medidas necesarias para evitar contagios, y no continúen falleciendo tantos animales de forma injusta, porque sin duda hemos sido nosotros quienes han actuado mal con la Naturaleza. Alza tu voz a favor de los inocentes y comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!