Minino del tamaño de una palma florece en un hermoso gato y encuentra la casa de sus sueños

Un pequeño gatito llegó a la Florida Central Foster Kittens a fines del año pasado para recibir atención especializada. El minino tenía nueve semanas pero solo el tamaño de un pequeño de 2 o 3 semanas. Dannielle, una voluntaria de acogida que trabaja con rescates de animales en el área, lo cuidó.

Le falta la cola debido a su síndrome de Manx, tenía un pelaje de pelusa similar al melocotón muy adorablemente y extraño, sus orejas eran dos veces del tamaño del resto de su cuerpo y era aproximadamente de un cuarto del tamaño de todos sus hermanitos.

El pequeño Ceb llegó a las manos de Danielle necesitando mucha ayuda, pero estaba dispuesto a demostrar que era un valiente

El gatito llamado Ceb mostró un retraso en el crecimiento y tenía problemas de salud que lo habían mantenido subdesarrollado durante bastante tiempo. Era extraordinariamente pequeño para su edad y podía caber dentro de una taza de café normal.

Durante las primeras dos semanas en cuidado de crianza, Ceb tuvo problemas para crecer ya que su pequeño cuerpo no podía absorber los nutrientes de los alimentos. Por esto, sus cuidadores no solo le ofrecieron suplementos especiales, también tuvieron que dar con la comida indicada para sostenerlo.

Este video es una muestra de la ternura del pequeño Ceb cuando llegó a las manos de Danielle

A través de las pruebas, pudieron identificar una infección gastrointestinal grave que podía explicar sus problemas de salud. No estaba absorbiendo ninguno de los nutrientes de su comida, porque su pequeño cuerpo estaba en una condición delicada.

A pesar de todo, el gatito continuó viviendo cada día al máximo. No le gusta nada más que acurrucarse en el hombro o en el mano de sus protectores y es una maquinita de ronroneos realmente adorable.

Después de 36 días, diferentes medicamentos, suplementos, cambios de alimentos y trabajo en equipo de la comunidad de rescate, el pequeño luchador finalmente llegó a subir de peso.

El gatito se ganó el corazón de todos los que encontró, incluidos los gatitos residentes. Rae, el gato pelirrojo, nunca fue un fanático de los gatitos pequeños que llegaban al albergue, pero cuando conoció a Ceb, algo con este pequeño parecía ser diferente.

Rae amó a Ceb como a ningún otro gatito

Rae, que no se acurruca ni tolera a otros gatitos, no le importó en lo más mínimo la cercanía del pequeño Ceb cuando se acurrucó a su lado y decidió ser su compañero de siesta.

Con un ultrasonido, pudieron determinar la causa de sus problemas gastrointestinales. La mala absorción del gatito se debe a la inflamación crónica, lo que le dificulta aumentar de peso. Con una dieta específica para ayudarlo a sanar, las cosas comenzaron a mejorar.

Su peso comenzó a subir, su pelaje se volvió más brillante y su nivel de energía se disparó. El gatito ha crecido a pasos agigantados, pero algunas cosas nunca cambiarán. Necesita aferrarse a Dannielle y seguirla por todas partes alrededor de la casa como una pequeña sombra.

El chico está obsesionado con «ayudar» a Dannielle a trabajar a diario. Cada vez que se sube a la computadora, el gatito salta a su regazo o se acurruca en sus brazos para ofrecerle una pata.

La gran evolución de Ceb es un orgullo para Danielle

Después de ocho meses de luchar por el pequeño Ceb, se convirtió en un hermoso gato joven. Se apegó mucho a su madre adoptiva y el sentimiento fue recíproco.

Cuando llegó el momento de considerar la adopción, Dannielle sabía que su pequeño orgullo y alegría había encontrado su hogar para siempre allí con ella.

Si te enternece la forma en la que el pequeño Ceb luchó por su vida y encontró el hogar perfecto, no dudes en compartir su historia.

Más noticias sobre: