Monito visita y llena de abrazos a la ancianita enferma que solía ir a alimentarlo

La lealtad de animales como los perros es un tema que no podrá ponerse nunca en discusión, pero en redes sociales un monito ha logrado conmover a los corazones más testarudos al visitar a una anciana que cuidó de él en el pasado.

Las imágenes demuestran que no solo los canes cuentan con ese sentido de fidelidad, sino que en el mundo hay muchos seres dispuestos a devolver ese amor que le brindaste y este macaco es uno de ellos.

La grabación del monito no ha dejado de enamorar a todos en las redes sociales.Monito

En el vídeo de casi un minuto aparecen dos mujeres en una habitación una de ellas está acostada en una cama y aparenta no contar con muy buena salud.

Se trata de una persona mayor pero con una gran sonrisa al ver a su lado a un monito que se le hace familiar. Resulta que el mamífero en cuestión era un macaco al que ella había ayudado desde hacía un tiempo.

La criatura había ido a visitarla.

El vídeo que tiene miles de vistas en Youtube aparenta ser sobre una escena en alguna comunidad de la India, debido a la vestimenta de las mujeres.

El monito extrañaba a la mujer que solía alimentarlo y tras tiempo sin verla parece haber llegado de improvisto a la casa. El asunto sorprendió a todos, no solo a la abuelita sino a la parienta que se ve muy cerca de la puerta.

Con sus manos juntas y una gran alegría, la mujer disfruta de la conmovedora escena.

No había manera de no sentirse emocionado al ver cómo el monito se trepa hasta la cama de la anciana y la saluda. Ella inmediatamente comienza a acariciarlo y es en ese momento que el mamífero se sube sobre su débil cuerpo.

Pese a su enfermedad, la abuelita disfruta ese amor desbordado del animalito que se comporta como un verdadero niño.

Sus reacciones hacen de esta grabación un vídeo muy particular.

El mono se trepa sobre ella y la abraza, la abuela le regresa el abrazo, pero después el inquieto animal comienza a jugar como su cara como si fuese un bebé jugando con su mamá.

La verdad la criatura parece bastante hiperactiva pero son precisamente esas energías las que contagiaron a las mujeres y le regalaron a la enferma una buena dosis de amor y emoción.

Sin duda que el amor es la mejor medicina para cualquiera y esta escena así lo refleja.

Antes de marcharse el monito pone su mano sobre la frente de la mujer como si le estuviese dando alguna especie de bendición o quizás era su forma de decirle “gracias” por todo lo que había hecho por él.

No lo sabemos pero lo cierto es que después de esto el macaco emprende su huida.

Así de veloz como llegó se fue, trepando por la puerta para salir de nuevo a la libertad y volver a su habitad en la que siempre debe estar.

Desconocemos si el animal volvió a visitar a la dulce anciana pero lo cierto es que ese momento será uno que jamás se le olvidará y que atesorará en su corazón.

Dichosos los cibernautas que gracias al Internet logramos disfrutar de escenas como estas.

El amor es algo que impulsa el mundo a hacer cosas maravillosas y todos los seres vivos somos capaces de sentirlo y demostrarlo a través de gestos como este.

La gratitud de este monito nos dejó impresionado, así como su memoria. Aunque tenía mucho tiempo sin verla parece que siempre recordó a la buena mujer que solía alimentarlo y una visita a su casa para llenarla de cariño fue su mejor manera de agradecerle por todo.

Los humanos tenemos mucho que aprender de los animales y la gratitud y la lealtad son algunas de las cosas que el hombre debería imitar.