Pashuk, Gjina, Tomi… La pesadilla de decenas de osos en cautiverio que necesitan nuestra ayuda

Ningún animal salvaje merece estar en cautiverio, ellos nacieron para desarrollarse normalmente en su hábitat. Pashuk ha sido uno de los osos que han sido esclavizados durante muchos años, era tratado como un espectáculo para un restaurante, pero nunca le permitían salir de su jaula.

La gente solía tomarse fotos juntos a ellos y darles a beber cerveza, bebida que en muchas ocasiones fue el único alimento que recibía este oso.

Vivió tanto tiempo enjaulado que el metal de sus cadenas se adhirió a su piel ocasionándole continuo dolor. Es increíble que nadie hiciera nada.

 Lo peor de todo es que Pashuk no era el primer oso que pasaba por esta clase de tortura, el restaurante ya había tenido cautivos a otros dos osos: Tomi y Gjina.

En las tres ocasiones los oso han sido rescatados por la organización Four Paws, posteriormente fueron trasladados al Bear Sanctuary Prishtina en Kosovo.

Cuando Pashuk llegó por primera vez al santuario estaba tan deprimido y desanimado que no convivía con nadie y se la pasaba el día entero tumbado dentro de su recinto.

Gracias a los cuidadores del santuario, no solo su aspecto ha mejorado, también sus ánimos, ahora juega, explora, y convive con las personas.

“Está en muy buena forma y salud”, dijo Albana Hoti, el poseedor principal del santuario. “Luce muy recuperado ahora, ha tenido una gran transformación del Pashuk de la jaula y el Pashuk de ahora”

Por su parte Tomi y Gjina también han tenido bastantes progresos, aunque las secuelas de haber sido enjaulados y humillados por mucho tiempo aún son difíciles de olvidar para ellos.

“Tomi es muy tranquilo, le gusta pasar el tiempo sentado pero disfruta mucho del sol y la nieve, a veces suele ser muy activo y sube por las estructuras de madera que hay en el santuario”.

“Gjina es aún más tranquila, recientemente a comenzado a intentar acercarse a otros osos que están cerca de una piscina, trata de comunicarse con ellos”

Durante mucho tiempo Gjina solo fue alimentada por restos de pan y más de 20 cervezas al día, aunado con su cautiverio, Gjina desarrolló ansiedad severa.

Al principio Gjina era capaz de estresarse con cualquier sonido o cosa, incluso tocar el agua de la piscina le generaba un descontrol emocional tremendo. Ahora Gjina es más tranquila, le gusta nadar en la piscina y jugar con la nieve.

From a harsh beginning to a happy ending for bears Gjina, Tomi, and Pashuk!Exactly one year ago, three bears from Albania started a new life. Before, each one lived in terrible conditions for people's entertainment and was kept in a dirty cage next to a restaurant, far away from a species-appropriate life. But together with the Albanian ministry, we were able to save them and bring them to our Bear Sanctuary Prishtina! Now Gjina, Tomi, and Pashuk have species-appropriate food, enough space to play, walk, and run around, and are closer to the nature. Here they can finally live a life they deserve. We are so happy that these former privately-kept bears can enjoy the rest of their lives in peace!Sadly, many other bears still suffer in Albania. Please sign our petition and encourage the Albanian Minister of the Environment to stop illegal bear keeping and exploitation in Albania: saddestbears.com/albania

Publiée par FOUR PAWS USA sur Vendredi 1 septembre 2017

“Lo más impresionante era verlos correr por todo el recinto. Desde el primer día que tocaron la hierba cambió su semblante y empezaron a mejorar sus ánimos”

Los tres osos viven en recintos separados, los cuidadores saben que su recuperación aún no ha terminado y es primordial, aunque no descartan la idea de que más adelante Gjina y Pashuk sean liberados.

Ahora son osos sanos, no hay comparación con los osos que eran cuando estaban en jaulas.

Gjina & Pashuk

When we rescue bears from bad keeping conditions, each bear needs time alone to adjust to his/her new living situation before they may be ready for socialization (if appropriate) with another bear.This was the case with Pashuk and Gjina. Both bears were rescued from horrible living conditions in Albania, where they were fed alcohol and had to live in tiny cages. The animal caregivers at our Bear Sanctuary Prishtina in Kosovo kept a close eye on each bear’s behavior and decided to introduce them to one another when they were ready. We were very happy everything went according to plan. See the video below! Pashuk and Gjina love playing together in their new and improved home they now share together. Now both bears have a happy ending! Sadly many bears in Albania are still suffering and in need of help. Please support our efforts to end the illegal keeping and cruel treatment of bears by signing our petition: www.saddestbears.com/albanien #savethesaddestbears

Publiée par FOUR PAWS USA sur Vendredi 7 juillet 2017

Pero no son los únicos osos que necesitan ayuda, aún hay otros osos que necesitan ser rescatados y apoyados.

Tú puedes ayudar a estos osos de varias formas; firmando una petición aquí o hacer donaciones a Four Paws y otras organizaciones que se encargan de ayudar a los animales.

Four Paws

Estos osos han pasado por momentos muy difíciles, es momento de ayudarlos de alguna manera, condenamos a las personas capaces de sacrificar así su salud y su libertad.

Comparte esta nota y ayudemos a los osos, nos necesitan.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!