Muchos piensan que es una persona disfrazada pero la verdad de esta ave causa revuelo en la red

La naturaleza nos sorprende con misterios que nunca llegamos a entender, hay especies de animales que son realmente encantadoras. Sus características particulares son extrañas y dignas de admiración.

Es lo que sucede con el ave conocida como el águila arpía (Harpia harpyja), una especie neotropical de singular belleza que habita en la selva tropicales.

Es el ave de rapiña más grande y voraz del mundo, ella se alimenta de la caza de otros animales, entre los que podemos encontrar a los monos, perezosos y guacamayos.

Esta ave tiene un pico robusto y encorvado, inexplicablemente su contextura física es muy similar a un humano con un disfraz de ave. Sus alas son fuertes y las patas están provistas de unas garras muy bien afiladas que les permite cazar a sus presas para alimentarse.

Su tamaño deja a más de uno con la boca abierta, las hembras son más grandes que los machos, pueden llegar a pesar hasta 9 kilos y medir hasta 1,07 metros de altura, mientras que cuando abren sus alas su envergadura alcanza hasta los 2,24 metros.

Es verdad que a lo largo y ancho del mundo hay especies de animales que no imaginamos que existen. Es un milagro de la naturaleza contar con tantos animales que, sin lugar a duda, hacen del planeta un mundo mejor.

Esta majestuosa ave se puede encontrar principalmente en la selva tropical de Brasil y en algunas partes de Centroamérica. La lamentable destrucción de su hábitat ha hecho que esta ave de rapiña sea una especie en peligro de extinción.

La contaminación ambiental es una triste realidad que ha provocado la declinación de algunas especies exóticas y necesarias para el mundo.

El uso generalizado de pesticidas ha afectado directamente en el adelgazamiento de la cáscara de los huevos en estas aves, y también se ha contribuido en la aparición de epidemias en las presas con las que se alimenta esto ha causado un declive severo de algunas poblaciones de estas aves rapaces.


Las águilas arpías buscan su alimento volando por la espesa selva o posándose encima de los árboles para hacer seguimiento a cualquier movimiento que le advierta una posible presa.

Sus garras llegan a medir cada una hasta 13 centímetros de longitud, en comparación son más grandes que las de un oso grizzli. Esta ave es tan audaz que se encuentra en lo más alto de la cadena alimenticia y casi nunca es cazada por otros animales.

El águila arpía caza generalmente mamíferos y otras especies que habitan en los árboles, los monos pueden ser de sus presas preferidas, así como los perezosos, aunque también se le ha pillado comiendo zarigüeyas, entre otros animales mamíferos.

Es verdad que esta águila es una especie que algunos pueden ya conocer, sin embargo, para otros es una especie completamente desconocida. No dejes de compartir esta interesante nota con tus amigos, seguro que los sorprenderás.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!