Muere el 37° caballo en la pista ante las peores sospechas de activistas que exigen respuestas

Cuando asistimos como espectadores alguna actividad deportiva donde hay animalitos de por medio, pocas veces nos ponemos a pensar en todo el trabajo por el que tienen que pasar.

Recientemente, una grave lesión en la pierna izquierda de un caballo de carrera lo de dejó inmóvil y sin posibilidad de volver a la pista, por lo que sus dueños se vieron en la obligación de sacrificar al indefenso animal de apenas 4 años.

La víctima fue el caballo novio Mongol.

Desafortunadamente, este incidente no es la primera vez que sucede, lo que va de año se han sacrificado un poco más de 30 caballos por lesiones mientras corrían.

El hecho ha llamado la atención de todos los defensores de animales quienes exigen que se acabe con este deporte, que por negligencia o casualidad acaba con la vida de los caballos.

Este es el 37° caballo sacrificado en la pista en menos de un año.

Si bien las carreras de caballos es uno de los deportes que más aficionados y dinero mueve, entregando 30 millones de dólares en premios en la Breeders ´Cup,  celebrada en Santa Anita por décima vez desde que se inauguró la pista en 1934.

No podemos negar que detrás de las escenas de victoria y jinetes felices, la pista se ha enfrentado a fuertes controversias.

Según informes la pista cerró en marzo porque más de 20 caballos murieron en tres meses.

Aunque la pista logró abrir bajo estrictas restricciones la muerte del caballo número 37 en lo que va de año les da mucho que pensar a quienes defienden los derechos de los animales.

El propietarito del Grupo Stronach ha comentado que tanto ellos como el equipo de Santa Anita, ponen por encima de todas las cosas la seguridad tanto del jinete como del caballo, comprometiéndose públicamente a trasformar este deporte tradicional.

El uso excesivo de fármacos con la intensión de ayudar al caballo con el dolor, es una causa común de muerte.

Sin embargo, esto no convence a la senadora de California Diane Feinstein, quien ha pedido la suspensión de las carreras de caballo. Al respecto comenta:

«Con continuas muertes en la pista, está claro que no ha cambiado lo suficiente, por lo que renuevo esa llamada. 37 muertes de caballos este año en la pista son simplemente inaceptables”.

Tanto la senadora como el gobernador de California están trabajando de la mano para analizar todas las opciones y velar por la seguridad de los caballos. Feinstein insiste en aumentar la transparencia en la pista de carreras.

Destaca que si la industria de caballos no trata a estas hermosas criaturas con humanidad no tiene ningún sentido que se siga practicando en los Estados Unidos.

Los caballos no son las únicas víctimas, 13 jinetes han muerto en la pista desde el 2000.

En la actualidad este control en las carreras de caballos es solo a nivel estatal, por los momentos no hay un estándar federal de seguridad en las carreras de caballos.

Muchos activistas y defensores de los derechos de los animales están trabajando para cambiar esto. Deseamos se logren los objetivos y los caballos sean tratados como se merecen. Ninguna vida animal o humana debe estar en riesgo solo por completar una carrera.

No dejes de compartir esta historia y compártela en tus redes parar que todos conozcan la verdad detrás de las carreras de caballos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!