A los 32 años falleció Nutmeg, el gato más viejo del mundo

Nutmeg, el gato más viejo del mundo, ha fallecido a los 32 años, a la edad de 144 años felinos.

La lamentable noticia vino desde la clínica Veterinary Group en Newcastle, Inglaterra donde fue llevado porque no podía respirar bien. Sin embargo, los veterinarios no pudieron hacer nada por él después que sufriera un paro cardíaco.

Ian y Liz Finlay, sus dueños, estaban devastados, quienes se sienten con un enorme vacío en sus vidas luego de que el gato compartiera casi 30 años con ellos viviendo en Blaydon, Gateshead, también en Inglaterra.

Nugmet vivó una buena vida hasta los 32 años.

La pareja adoptó a Nutmeg luego de encontrarlo en su jardín en 1990. Lo llevaron a Cats Protection, donde los veterinarios les dijeron que podría tener 5 años. Desde entonces estuvo con ellos.

Antes de su muerte, era considerado el gato más viejo del mundo, arrebatándole la corona a Corduroy, el gato de 26 años que tenía el primer puesto en Guinness World Record.

Nutmeg usó sus nueve vidas, una de ellas salvándose tras un ataque cerebrovascular en el 2015, cuando fue atendido en el mismo hospital veterinario.

Ian y Liz lo adoraban, dándole cuidados excepcionales.

En ese momento se salvó, y peleó por su salud con todo, pero tras el ataque cardíaco nada pudo hacer.

Siento como si me hubieran arrancado el corazón. Era un personaje que se hizo amar” lamenta Ian entre lágrimas.

“No puedo expresar lo mucho que voy a extrañarlo. Se ha ido dejando un enorme hueco en nuestras vidas, pero aún sentimos que su espíritu está con nosotros” , agregó su mujer.

“Tras su muerte nos tomarnos una semana de duelo, pero nada de lo que hicimos curó el dolor que ha dejado esta mascota tan especial”.

Para Ian la pérdida del gato es muy grande.

Jason Atherton, director del Westway Veterinary Group también habló sobre el longevo gato: “Cada vez atendemos a más gatos de 20-21 años. Pero Nutmeg era realmente una excepción porque era 10 años más grande que los demás pacientes felinos”, explica.

“Los gatos viven más gracias a su mejor alimentación, cuidados y monitoreo. El fue, sin dudas, una mascota muy querida por su familia para que haya estado en este mundo tanto tiempo, viviendo una vida feliz con los Finlay”.

Cuando encontraron a Nutmeg en los noventa estaba en muy mala forma, pues tenía unos horribles abscesos en su cuello.

Cuando llegó al hogar se adaptó perfectamente.

Los Finlay supieron cómo atraerlo y adaptarlo a su hogar dándole comida antes de llevarlo a Cats Protection para ser atendido, ya que querían asegurarse que el gato no tuviera una familia que lo buscara.

“Cuando lo llevamos a Cats Protection, nos dijeron que por su dentadura tenía más o menos 5 años y nosotros lo tuvimos durante 27 años”.

“Sabía que iba a estar bien y notamos que estaba encantado con mi mujer. No era nuestro gato, éramos sus humanos, y nunca nos dejaba olvidar eso. Creo que fue el secreto de su larga vida”.

Para la familia, él era el dueño del hogar.

Antes de Nugmet, el gato más viejo del mundo fue Creme Puff, que nació el 3 de agosto de 1967 y vivió hasta el 6 de agosto de 2005, con el record de 38 años y 3 días. Su dueño, Jake Perry, de Austin, Texas, compartió con él todos los días de vida.

Aunque estos dos gatos han vivido más de 30 años, los gatos domésticos viven, aproximadamente, 15 años.

¿Cómo se cuentan los años de los gatos? Durante su primer año de vida se desarrollan de la misma forma que un humano cuando llega a los 15, luego a los 24 cuando llegan a los dos años. A partir del segundo año, se cuentan 4 años “en años de gato” por cada 12 meses.

Según esta regla, Nutmeg a los 32 había alcanzado los 144 años de gato en total.

El gato deja esta vida pero se convirtió en una leyenda.

Daily Mail

¡Comparte la nota para que todos conozcan la longeva vida de este gato!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!