Muere un perrito por negligencia de una aerolínea tras estar más de 18 horas deshidratado

Cuando queremos reunir a la familia haremos lo posible para hacer real ese encuentro, en lo último que pensamos es que en el trayecto algún miembro de la familia se vea fuertemente afectado, y, en vez de asistir a una celebración tengamos que hacernos algunas preguntas muy seria sobre qué pasó con el integrante de la familia que todos aman, los perritos por su puesto, siempre serán la respuesta.

El bulldog francés es considerado un perrito musculoso de talla pequeña.

Así fue como una familia de Massachusetts decidió emprender una investigación después de que el cachorro de su hijo muriera en un vuelo de KLM de Amsterdam a Bostom.

El perrito, un bulldog francés, fue encontrado muerto dentro de la bodega de carga del avión. La triste noticia la recibió la abuela de la familia cuando fue a buscar a la adorable mascota en el Aeropuerto Internacional de Logan.

El perrito tenía por nombre Roger.

El abogado de la familia, Evan Oshan, comenta que la mascota estaba en la bodega de carga para el vuelo de 8 1/2 horas de duración bajo la supervisión del personal de la aerolínea, pero nada salió como lo esperaban. La familia le realizó la autopsia al pequeño Roger en el Angel Animal Medical Center, el diagnóstico determinó que el adorable peludito murió de deshidratación y agotamiento por calor. El perrito no había tomado agua durante 18 horas.

La familia está conmocionada por la noticia, exige respuestas a la aerolínea.

La triste noticia impactó a toda la familia, sobre todo al pequeño niño de tan solo seis años, Andreea Suvaina es la madre del niño, señala que su hijo está muy afectado ya que emocionalmente lo necesitaba y se había convertido en su mejor amigo. En teoría, la aerolínea debe supervisar a los perritos y darles agua, una necesidad básica para humanos y animales.

KLM permite que los perros o gatos que menor a 8 kilos viajen en la cabina.

A pesar de que la familia exigió respuestas por parte del personal de KLM fueron negadas, solo le dijeron que era necesario contactar al abogado de la aerolínea. Al parecer no es la primera vez que este tipo de incidentes pasa en la aerolínea, en mayo, un pastor alemán murió en las mismas condiciones que Roger.

La temperatura media de un perro es de 39 grados, en una ola de calor puede superar los 42 grados.

La muerte del perrito está siendo investigada por el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS), una agencia del departamento de agricultura de los Estados Unidos. Sabemos que nada le devolverá el perrito a la familia pero las respuestas son necesarias para evitar que este tipo de incidentes sigan pasando.

Comparte la nota y ten presente que los peluditos sufren la ola de calor tanto como las personas.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!