La pronta partida de papá destrozó a esta pequeña, hasta que la mejor sanación llegó a su vida

En noviembre del 2016, Emily Taphouse tuvo que afrontar una terrible pérdida cuando su esposo, Korey, fue atropellado por un conductor que se dio a la fuga.

Para su familia, parecía que nunca nada podía llenar el vacío que su esposo había dejado, pero ahora dos bulldos se han encargado de hacer el mejor trabajo para ayudar a esta familia a sanar sus heridas.

Este es el padre de las pequeñas Hazel y June.

Esa mañana de noviembre, Emily y sus dos niñas, Hazel y June, quienes tenían apenas 4 y 2 años de edad respectivamente, estaban devastadas, sus vidas estaban ahora llenas de pesar y dolor por el duelo de su padre, en especial para Hazel, pues cuenta su madre que darle la noticia a ella y explicarle que más nunca podría ver a su padre fue más descorazonador que enterarse de la muerte de su esposo.

Emily intentó darles un giro total a sus vidas con un nuevo comienzo, vendieron su casa y se mudaron a otra que estaba más cerca de la ciudad de Michigan, Grand Rapids. Incluso la mamá añadió a un nuevo miembro a la familia, Fern, una perrita bulldog con manchitas blancas y marrones.

Fern es la más tierno perrita

Cuando las niñas conocieron a Fern, de inmediato la llenaron de amor y cariño, lo que tranquilizó un poco a la mamá, ya que podía notar como poco a poco las niñas estaban comenzando a recuperarse de la gran pérdida que habían sufrido.

Ella cuenta que fue como sentir que el vacío en su corazón se estaba comenzando a llenar, al ver a sus niñas reír y jugar con la perrita, era el cambio que ella había buscado.

Así, Fern fue creciendo, pero Emily no podía dejar de notar como la perrita se ponía triste al no tener más compañía canina en su vida. De esta forma la madre intervino nuevamente para ayudar a uno de sus seres queridos a vivir más feliz.

Esta es Juno, el nuevo compañero de Fern.

La tarea que ella se propuso no fue nada fácil, pues todos los perritos en adopción que conseguía no se adaptaban a las necesidades de su familia, como llevarse bien con gatitos, niños o que fueran lo suficientemente jóvenes como para seguirle el paso a Fern.

Cuando la mamá estuvo a punto de rendirse, vio que una amiga la había etiquetado en una publicación de Facebook sobre un perrito en adopción, llamado Juno, una bulldog grande quien había tenido una vida de maltratos; así fue como consiguió a su candidato perfecto.

La mujer que estaba cuidando a Juno mientras le conseguía un hogar permanente le contó a Emily que la perrita había sufrido abusos y había sido abandonada. La madre pensó enfrentarse a una perrita tímida, asustadiza o agresiva pero el caso fue completamente distinto.

Juno no es para nada tímida.

Emily cuenta que una vez en casa, toda la familia se sentó en el suelo para darle la bienvenida a la perrita y lo primero que ella hizo fue recostar su cuerpo de 33 Kg sobre su hija de 4 años, quién apenas pesa 13 Kg.

Desde entonces todas se han encargado de hacer sentir a la perrita segura en la casa, dejándola hacer todo tipo de cosas por las que había sido castigada como recostarse con sus nuevas dueñas en el sofá.

Juno y June son amigas inseparables.

La madre cuenta que el efecto que la nueva perrita ha logrado sobre su hija menor es impresionante, pues June tiene ahora una amiga que nunca se aparta de ella; siempre están viendo televisión, escuchando música o abrazándose.

La niña cuida a la enorme perrita como si fuera un cachorrito, su madre cuenta que siempre le pregunta a la perrita si está bien, si necesita cualquier cosa y hasta la cubre con una sábana cuando la encuentra durmiendo.

Juno es la más consentida

@fern_and_juno

Hoy, la ayuda que las dos perritas han llevado a este hogar es innegable. La madre se siente muy contenta al ver a las dos perritas durmiendo en sus camitas o simplemente jugando con ellas porque poco a poco han logrado darles la fuerza que toda la familia necesitaba.

La mamá recuerda cómo en esos momentos tan difíciles ella no sabía si podría sobrevivir o si querría seguir viviendo después de tanto sufrimiento. Y es que, tras mucha terapia, medicación y cualquier tratamiento no parecía ayudar en nada.

Las niñas adoran jugar con las perritas

 

Ver esta publicación en Instagram

 

This little cute weirdo getting Fern to lick her face while wearing my giant glasses. 🤣🤣🤣❤️❤️❤️

Una publicación compartida de Fern Louise And Juno Buggy (@fern_and_juno) el

Ella está completamente segura de que sus dos hijas y sus perritas fueron más efectivas que cualquier medicamento o que cualquier médico, ellas son la fuerza que la impulsa a seguir adelante para ser feliz otra vez.

¡Te invitamos a compartir esta historia con otras personas para que recuerden que con amor incondicional todos podemos salir de nuestros peores momentos!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!